140715c89a4bcdemedMerida, Yucatán.- El incremento paulatino de adolescentes embarazadas en el Estado en un promedio de 30 por cada 100 mujeres en estado de gravidez, supera la media nacional.

Pero lo grave no es solo esto, sino que se ha detectado que posiblemente el aumento en el número de personas con cáncer, en el campo y en la ciudad, incluídas embarazadas y niños, podría tener relación con el uso de pesticidas.

Estos temas asi como la donación de sangre, el dengue y el Chikungunya, fueron abordados como principales en un informe presentado a las autoridades sanitarias y del gobierno estatal que conforman el Consejo estatal de salud del Estado de Yucatán en la Segunda sesión ordinaria de este 2015 para trabajar más a fondo en lo que respecta a estas problemáticas que están causando daños sociales considerables.

Embarazos

La jefa del programa de salud reproductiva de la Secretaría de Salud del Estado (SSE), Eligia Cen Amaro, dio a conocer que en 2005 ya las adolescentes embarazadas representaban un 20 por ciento del total de mujeres embarazadas y para 2014 esta cifra alcanzó el 31 por ciento, mientras que tan solo en el primer semestre de 2015 ya se alcanzó un 29.9 por ciento.

En cuanto a la tasa especifica de fecundidad en adolescentes, de acuerdo a la estadística de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) del 2009, Yucatán (72 %) se encuentra arriba de la media nacional (que es de 69 %).

“El embarazo en adolescentes ha ido en aumento a pesar de las acciones que hemos estado realizando, es por ello que estamos haciendo un llamado a todos los que intervienen en este tenor para que sumemos esfuerzos y trabajamos en equipo con la meta de ir reduciendo estos porcentajes”, refirió.

Relaciones sin protección

Otro problema al que se enfrenta la adolescencia es que se tienen relaciones sexuales sin protección por lo que cada vez está en un aumento las Infecciones de transmisión sexual (ITS) incluyendo el VIH.

“Por eso en el programa de planificación familiar de salud reproductiva estamos trabajando para que las personas hagan uso de la doble protección, es decir, utilizar un método de protección temporal y un preservativo, por lo que así protegemos de un embarazo y además de una infección de transmisión sexual”, destacó.

Pesticidas y cáncer

Respecto a los daños que están ocasionando los pesticidas en diferentes comunidades de la entidad, el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), Eduardo Batllori Sampedro expuso que a través de estudios de la UADY, de la Facultad de Ingeniería, y en otros estudios del Centro de investigaciones regionales (CIR), Hideyo Noguchi, se ha descubierto que en áreas de cenotes, otras agrícolas incluso urbanas se han encontrado concentraciones de agroquímicos.

La relación entre un coctel de pesticidas y mujeres con cáncer cervicouterino y de mama,  a veces supera la norma oficial. De hecho, ha habido casos en lo que se observa que hasta la leche materna se ha visto contaminada con pesticidas.

“De tal forma que es un llamado de atención a que debemos buscar entre todos los actores, salud, desarrollo rural, medio ambiente para que se haga un buen uso de estas sustancias, esto lo hemos venido platicando desde hace tiempo, tenemos un convenio con Campo Limpio Amocali A.C para recolectar este tipo de residuos”, mencionó.

Agregó que se está colocando un área en el Parque Yumtsil para la recolección primaria. En Dzidzantún ya se colocó un sitio primario de recolección y están trabajando en otros lugares para la disposición en sitios adecuados.

En municipios del oriente y el sur, que tienen una actividad agropecuaria, se ha detectado una relación entre contaminación y cáncer, pero también en las ciudades debido a las fumigaciones en los patios, parques, etc.

“Es una contaminación difusa, no puntual, pero debemos de tener cuidado porque en la vulnerabilidad de nuestro territorio es muy alta y debemos cuidar nuestra única fuente de agua”, anotó.

Tipos de químicos peligrosos

Efraín Aguilar Góngora, Subdirector de prevención y seguridad pública del Estado, respaldó todo lo acontecido en la reunión.

Indicó que un estudio reciente establece la presencia de sustancias como lindano, aldrín, DDT, hectacloro, endolsutan, incluso glifosatos, en la zona conocida como el anillo de cenotes y vinculada a zonas agrícolas.

Batllori Sampedro reconoció que carece de estudios que relacionen directamente al aumento de mujeres y niños con cáncer y dichas sustancias, pero muestras de sangre y leche realizadas a madres han permitido encontrar “cocteles” de varias de estas sustancias en ellas.

“Tenemos mujeres que presentan cáncer cervicouterino asociado al hecho de que lavan las ropas de sus esposos que han utilizado estas sustancias, además de que muchas veces reutilizan los envases de estos plaguicidas, subrayó el funcionario estatal.

Entre agricultores y jardineros

Dijo que hay asociación con niños que presentan leucemia por haber ingerido leche materna de madres expuestas a estos agroquímicos, en tanto que en los hombres se ha vuelto más frecuente el cáncer de testículos y la ruptura de sus sistemas endocrinos.

No hablamos solo de quienes trabajan en la agricultura, sino también de quienes trabajan en parques y jardines. Es necesario determinar si en las canchas donde se usa césped se están utilizando sustancias biodegradables, por citar algunos casos.

Recordó que desde 2007, en México está prohibido el uso de DDT; empero, este químico es altamente “recalcitrante”, por lo que aun tendría efectos sobre el manto freático, por lo que es necesario verificar si existe un mercado negro del químico.

Otro problema es que hoy es muy común entre la población que se utilice cualquier químico en los hogares, para evitar plagas, pues ante unas cuantas hormigas o una cucaracha, enseguida sacan su bombita y empiezan a fumigar, sin pensar en los efectos negativos para su salud y el medio ambiente.

Es necesario que en los centros de salud se capacite a las personas en las medidas que se deben de tomar al manejar este tipo de sustancias tóxicas y los riesgos; que no caigan en el abuso al usarlos, puntualizó Batllori Sampedro.

Instancias como la Sagarpa o Desarrollo Rural, deberían verificar que los envases de estas sustancias tóxicas tengan un destino final adecuado, que no reutilicen y dejen al aire libre y su contenido se vierta al manto freático.

(Con información de Notimex)

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *