Dicen que mal empieza la semana al que ahorcan en lunes, pero al PRI de Quintana Roo las cosas se le empiezan a complicar desde enero.

La renuncia al PRI de la regidora chetumaleña Mary Hadad, implica que ese partido sigue ‘shockeado’, tras las derrotas consecutivas de 2016 y 2018.

Pero resalta que el PRI se ha quedado sin regidores, nada más y nada menos, en Chetumal, que fue bastión de ese partido.

Por si fuera poco, en la reciente elección, no alcanzó regidores en Benito Juárez, la ciudad más importante de Quintana Roo en donde llegó Pablo Bustamante del PVEM como concejal.

Por lo que queda, aún Mary Hadad escucha ofertas de Morena y Movimiento Ciudadano, aunque también se menciona a Confianza

Fuente: NC

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.