Poli3CHETUMAL.- Totalmente trastornado por drogas y alcohol, un sujeto mató a su esposa de 3 puñaladas luego de perseguirla hasta el domicilio de su vecino y tundirla a golpes, al amanecer de este lunes, pero en esta ocasión afortunadamente el homicida fue capturado por la policía cuando pretendía darse a la fuga, lo cual facilitará que este crimen no quede impune
Alrededor de las 6 de la mañana de este lunes, Jaime Abraham May Alfaro alias “El Huero”, de 30 años, bajo el influjo del alcohol y las drogas asesinó a sangre fría a su esposa, Yolanda Sánchez Pérez, de 25 años, con 3 certeras puñaladas, en un predio de la calle Mantos de la colonia Jardines de Chetumal, sin importar que sus tres hijos presenciaran los hechos. 
La mujer había acudido al domicilio de un vecino de la tercera edad a pedir refugio, huyendo de la agresión de su violento marido, pero hasta allí la persiguió el sujeto y la acuchilló, causándole una herida mortal en el pulmón, que la desangró.
El sujeto pretendía huir brincando por terrenos del vecindario, pero al saltar de un techo hacia la calle Rosas cayó inconsciente en el suelo, lo cual permitió que fuera detenido por los policías municipales, que llegaron en respuesta al llamado de auxilio del vecino que fue testigo del crimen, ya que dentro de su casa fue apuñalada la mujer.
“El Huero” fue consignado este mismo lunes ante un agente del Ministerio Público imputado por el delito de homicidio calificado en agravio de su esposa; investigan el móvil, pero por lo que relató el testigo de los hechos y los antecedentes penales del detenido, la principal hipótesis es que se trata de un caso de violencia intrafamiliar con funesto desenlace, ya que hace dos años también la lesionó con un cuchillo, supuestamente por celos, pero entonces la mujer sobrevivió al ataque.
Entrevistado en la tarde, el procurador general de Justicia del Estado, Carlos Arturo Álvarez Escalera, afirmó que como parte de las investigaciones de los peritos se logró asegurar el cuchillo homicida, y en las próximas horas se definirá la situación jurídica del detenido.
Amanecer sangriento
Los hechos ocurrieron en la calle Mantos con Azucenas y Teresitas, en la colonia Jardines, donde la Policía Ministerial entrevistó al testigo clave del asesinato, Atilano M. R., de 63 años de edad, en cuya casa mataron a la mujer, y quien también dio parte al número de emergencias para que llegaran los policías que lograron detener al energúmeno.
Con relación a lo ocurrido, el testigo señaló que dormía dentro de su vivienda cuando escuchó los gritos de su vecina Yolanda Sánchez Pérez pidiéndole permiso para ingresar, ya que su esposo “El Huero” estaba rijoso con ella.
El hombre de la tercera edad le dio acceso a la mujer y Yolanda Sánchez Pérez logró entrar a la vivienda; pero minutos después “El Huero” brincó la reja de madera que delimita la propiedad con la vía pública, ingresó, y fuera de sí y frente a los ojos del propietario, golpeó a Yolanda y con un cuchillo la lesionó en varias ocasiones; aunque la mujer trató de defenderse, no pudo al ser superada por el sujeto, mientras que el testigo, por su edad, nada pudo hacer para evitar esta tragedia.
La pareja tenía tres hijos menores de edad, los cuales presenciaron los hechos desde afuera, porque cuando su madre salió perseguida por su padre, ellos corrieron detrás de ellos.
Este es el relato de los hechos que tienen la Policía Ministerial y los informes de las corporaciones preventivas, que tras la llamada de auxilio del testigo fueron informados de que se requería el apoyo en la colonia Jardines, ya que una mujer había sido lesionada en varias ocasiones con un cuchillo por su esposo, quien se daba a la fuga brincando los techos de los predios aledaños.
De inmediato un gran número de policías municipales se dirigieron a ese lugar, donde fueron informados por paramédicos de la Cruz Roja, que Yolanda Sánchez Pérez, de 25 años y originaria de Tabasco, había fallecido desangrada.
En tanto, el Grupo Táctico de la Policía Municipal Preventiva logró ubicar al sujeto, que al saltar del techo de una casa a la vía pública quedó tendido sobre el asfalto de la calle Rosas con Flor de Liz, inconsciente, pero derivado del excesivo consumo del alcohol y drogas, por lo que fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja, sin necesidad de ser trasladado al nosocomio.
Posteriormente llegaron policías ministeriales que se hicieron cargo de los hechos, además de entrevistarse con Atilano M. R., de 63 años, quien informó la forma como sucedieron los hechos.
El sitio fue acordonado por los policías municipales para que los peritos de la Procuraduría General de Justicia realizaran su trabajo de campo y evitar la contaminación de la escena del crimen, logrando de esta manera recolectar las evidencias, entre ellas el cuchillo que utilizó “El Huero” para asesinar a su esposa, pruebas que fueron llevadas a su bodega de evidencias.
Al concluir trasladaron el cuerpo al anfiteatro del Servicio Médico Forense (Semefo) para realizarle la autopsia, y más tarde se informó que la causa de muerte obedeció a shock hemorrágico hipovolémico secundario a herida punzocortante penetrante a pulmón derecho.
El cuerpo presentó tres heridas punzocortantes en cuello y tórax derecho, una de las cuáles perforó el pulmón y en consecuencia una hemorragia aguda interna, además de otra tercia de incisiones en antebrazo izquierdo, que recibió la mujer al tratar de defenderse.
Ya había intentado matarla
De acuerdo a los archivos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, existe una serie de antecedentes de violencia de este sujeto contra su esposa, que al parecer este día tuvieron su fatal final.
El 4 de enero de 2012, a Jaime Abraham May Alfaro, con base al proceso penal 351/2011 del Juzgado Primero Penal de Primera Instancia, los entonces policías judiciales le hicieron efectiva orden de aprehensión por incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar, por lo que fue llevado al Centro de Reinserción Social.
Salió libre semanas después, pero el 26 de mayo de 2013 policías judiciales (ahora Policía Ministerial) detuvieron y pusieron a disposición del Ministerio Público a Jaime Abraham May Alfaro, taquero de oficio, como presunto responsable del delito de lesiones en agravio de Yolanda Sánchez Pérez, provocadas con un cuchillo.
En esa ocasión, los hechos se registraron la mañana del 26 de mayo de 2013, en el domicilio de la pareja, ubicado en la calle Mantos entre Azucenas y Teresitas de la colonia Jardines.
En el Hospital General, los agentes investigadores se entrevistaron con Yolanda, quien narró que dormía, aproximadamente a las 07:00 horas del domingo 26 de mayo de 2013, cuando ingresó su pareja sentimental “El Huero” y la lesionó con un cuchillo.
Sánchez Pérez dijo que su agresor argumentó que lo hacía por celos y que esperó a que ella durmiera para ocasionarle las lesiones, y al verla herida, él mismo le ofreció ayuda para levantarse y llevarla a casa de la mamá de él, cerca de su domicilio, quien la llevó al nosocomio.
En aquel entonces la mujer ingresó con una herida penetrante en tórax superior izquierdo, una herida cortante en la región lateral izquierda del tórax, 4 heridas cortantes en el brazo izquierdo y una herida cortante en el lado izquierdo, y su estado fue reportado como grave.
Sin embargo, el sujeto salió en libertad condicional a los tres meses, pagando caución, y además porque la mujer le otorgó el perdón, de modo que volvieron a vivir juntos, hasta que este día “El Huero” segó la vida de su esposa.

Por Jorge Luis Uc Ramírez

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *