Las casas reales suelen forzar a sus miembros a sellar un documento para aplicar en caso de divorcio.

Enrique de Inglaterra está muy seguro de que su unión con Meghan Markle será para siempre. Por eso, la prensa británica informa de que el nieto de Isabel II se ha negado a firmar un contrato prenupcial. Las casas reales aconsejan a sus miembros a sellar documentos previos a las bodas por si la unión termina en divorcio. En estos acuerdos no solo se fijan las condiciones económicas también se dice en manos de quien queda la custodia de los hijos.

Carlos de Inglaterra y Diana de Gales no tenían un acuerdo de este tipo cuando decidieron separarse por eso hubo una gran pelea en los tribunales por el patrimonio pero no estuvo en cuestión quién se iba a ocupar de Guillermo y Enrique. Los príncipes son un asunto de la Corona ya que figuran en la línea de sucesión al trono.

Diana de Gales recibió 17 millones de libras de Carlos de Inglaterra cuando en 1996 puso fin a su matrimonio así como una pensión anual de 400.000 libras

Enrique, de 33 años, tiene una fortuna estimada de 30 millones de libras, procedente de la herencia de su madre y de algunas donaciones realizadas por su padre.  “Enrique nunca ha pensado en firmar un acuerdo prenupcial”, aseguran sus amigos a la prensa británica. “Está decidido a que su matrimonio sea duradero, por lo que no es necesario que firme nada”.

La revelación llega después de que varios consejeros de la familia real británica declararan que Enrique debía proteger su parte del legado de los Windsor. Meghan se divorció de su primer marido, el productor de cine estadounidense Trevor Engelson, después de dos años. “Dadas las tasas de divorcio, vale la pena que las parejas tengan una discusión franca sobre lo que cada uno aporta a la fiesta antes de firmar ese registro matrimonial”. han dicho estos consejeros.

Los acuerdos prenupciales no son legalmente exigibles en el Reino Unido, pero se toman en cuenta cada vez más durante los casos de divorcio.

Enrique recibió 10 millones de libras de la herencia de su madre, la princesa Diana, cuando cumplió 30 años. Se dice que tiene otros 20 millones en activos. Meghan, de 36 años, ha acumulado una fortuna estimada en 4 millones gracias a su exitosa carrera como actriz.

Los portavoces del Palacio de Kensington se han negado a comentar sobre este asunto al considerarse privado.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *