2403152c7e8f7b1medPapantla, México.- Círculos de paz y baile, y un llamado a elevar la conciencia social para defender la libertad de expresión y exigir justicia por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y la no privatización del agua potable en México, protagonizaron la quinta y última jornada del Festival Cumbre Tajín, que tuvo al guitarrista Carlos Santana como acto estelar, publica The Associated Press.

El músico mexicano encabezó este lunes, junto con El Tri, Maldita Vecindad, el guitarrista Javier Bátiz y Bolina sin Parné, el cierre del encuentro musical y artístico, que este año reunió a 500,000 personas en sus cinco días de duración, de acuerdo con los organizadores.

“Estamos muy agradecidos de estar hoy aquí… Que el cielo se abra y los ángeles bendigan el reconocimiento de tu propia luz”, dijo un emocionado Santana tras interpretar su famosa versión del mambo clásico de Tito Puente “Oye como va”.

El laureado guitarrista hizo realidad el sueño de sus seguidores y los organizadores del festival, que durante 15 años lo invitaron a formar parte de Cumbre Tajín, pero cuya participación pudo apenas concretarse este año.

Santana tocó algunos de sus más grandes éxitos, como la versión a la banda británica de rock Fleetwood Mac “Black Magic Woman”, “Maria Maria”, “Foo Foo”, “Jingo”, “Smooth” y “Corazón espinado”, tema que dedicó a su esposa, la baterista estadounidense Cindy Blackman, quien fue parte de la banda de Lenny Kravitz y que ahora integra la agrupación que acompaña al guitarrista.

Previo a su actuación, la agrupación mexicana Maldita Vecindad convocó a los asistentes a hacer círculos de paz y baile, y se manifestó a favor de la libertad de expresión y la no privatización del agua potable en el país, dos temas que han llevado a la sociedad civil mexicana a organizarse y a salir a las calles para protestar.

Maldita Vecindad le dedicó su tema “Don Palabras” a la periodista mexicana Carmen Aristegui y a los 11 reporteros asesinados en el estado de Veracruz en los últimos cuatro años, hecho que hace de éste “el estado más peligroso para el ejercicio de la prensa en uno de los países de mayor riesgo a nivel mundial”, de acuerdo con diversas organizaciones internacionales que trabajan a favor de la promoción y protección de la libertad de opinión y expresión.

Aristegui y su equipo de trabajo han sido noticia en México, luego de que la comunicadora rechazara de forma categórica el despido de dos de sus reporteros de la empresa radiodifusora MVS, por considerar que incurrieron en abuso de confianza al utilizar el nombre y recursos de la compañía para participar en MéxicoLeaks, una plataforma de Internet diseñada para recibir información y documentos relevantes, de interés público, que la sociedad filtra de manera anónima para su investigación periodística a organizaciones y un grupo de medios.

Los normalistas y la privatización del agua

Maldita Vecindad, integrada por el vocalista Roco Pachucote, el guitarrista Enrique Montes “Pato”, el bajista Aldo Acuña y el saxofonista Eulalio Cervantes “Sax”, también recordó a los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, un hecho que ha conmocionado al mundo y para el que la ONU ha exigido una investigación transparente.

Antes de subir al escenario, Pachucote habló con la prensa sobre el dictamen de la Ley General de Aguas, aprobado recientemente por la Cámara de Diputados, el cual busca imponer megaproyectos hidráulicos y privatizar el recurso en México.

“Este es un momento en el que la vida está en juego. Hemos visto como en otros países la privatización del agua generó movimientos sociales, en defensa de esto. Sí existe un gran momento en México en el que tenemos que defender lo que es de todos”, dijo el cantante.

El Tri fue elegido para cerrar la maratónica jornada musical, en la que Alex Lora, vocalista y líder de la agrupación de rock, aprovechó para unirse a los gritos de protesta en contra de la corrupción y el mal manejo del país. La imagen del presidente mexicano Enrique Peña Nieto fue proyectada en la gigantesca pantalla al fondo del escenario, mientras Lora interpretaba el tema “Chavo de Onda” enfundado en una máscara de luchador con una mano de la cual destacaba su dedo medio.

La participación del guitarrista Javier Bátiz también fue una de las más celebradas durante la velada, aunque la posibilidad de juntarse en el escenario con Santana, quien fue su discípulo hace más de 40 años, no se concretó por razones desconocidas.

En su 16a edición, Cumbre Tajín reunió un elenco encabezado por bandas anglo e hispanoparlantes como The Flaming Lips, Incubus, Macklemore & Ryan Lewis, Carlos Santana, Aterciopelados, La Mala Rodríguez, Empire Of The Sun, Guacamole, Javier Bátiz, El Tri, Alesso, Compass, 2ManyDJS, Tropikal Forever, La Arrolladora Banda El Limón y la agrupación de Sean Lennon y su novia Kemp Muhl, The Goastt, que llegaron hasta el Nicho de la Música del Parque Temático Takilhsukut durante los cinco días que duró el encuentro músico-cultural.

Desde su creación en 1999, el festival se ha caracterizado por ser un proyecto que impulsa el crecimiento de la economía, el turismo, la educación y el desarrollo de las comunidades totonacas, a través de un modelo que fortalece la identidad y difunde el pensamiento indígena. Uno de los grandes logros del evento es que su Centro de las Artes Indígenas, asentado en la zona arqueológica del Tajín, fue incluido en 2012 por la UNESCO en su lista mundial de las mejores prácticas de salvaguardia del patrimonio cultural.

Dicho nombramiento convierte a Papantla, la localidad que alberga a Tajín, en la única ciudad en el mundo con tres patrimonios culturales: el Centro de las Artes Indígenas, la zona arqueológica de Tajín y la Escuela de Voladores de Papantla.

FUENTE: SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *