Kantunilkin, Q. Roo.- Habitantes de la cabecera municipal pidieron a las autoridades competentes que apliquen castigos más ejemplares a los jóvenes que sean sorprendidos pintarrajeando paredes de viviendas, puesto que en los últimos días han surgido de nuevo los graffitis.

Agregaron que si son menores de edad y la ley les impide detenerlos, se puede recurrir a los usos y costumbres como se hace en algunos poblados de la zona sur, además de reparar del daño y se les ponga a hacer labor social para que ya no les dé por andar pintando casas en la oscuridad de la noche.

Añadieron que a pesar de los recorridos de la policía, en algunas zonas de las colonias populares por su lejanía, las patrullas no pasan de forma constante y eso provoca que los jóvenes que no tienen ninguna idea de lo que cuesta pintar una casa o los sacrificios que realiza una familia, deciden pintar sus garabatos.

Los habitantes señalaron que se pueden aumentar los recorridos, pero parte de la solución es aplicar castigos ejemplares, incluso para los padres de familia, que no se preocupan de saber dónde y qué hacen sus hijos en la madrugada, horarios en los que no deberían andar en las calles.

Señalaron que en muchas ocasiones los habitantes, además de no saber quién pinta las paredes de sus casas o las bardas, los trámites burocráticos en las demandas provocan que no se denuncie y los afectados dejen sus hogares así pintarrajeados porque ya sólo es gastar dinero en pintura, cuando nuevamente amanecen con garabatos a los que muchos les dicen graffitis.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *