Al menos 50 se han incorporado a la cosecha de la caña de azúcar con jornadas de 12 horas.

CHETUMAL, Q. Roo.- En el marco del Día Internacional de la Mujer Rural, el pasado 15 de Octubre, el presidente de la Unión Local de Productores de Caña de azúcar de filial de la CNPR, Benjamín Gutiérrez Reyes, señaló que en los últimos tres años han  aumentado la participación de mujeres en la cosecha de la caña de azúcar en la ribera del Río Hondo, donde existen al menos unas 50 mujeres que se  han incorporado a esta actividad donde existen jornadas de más de 12 horas.

Señaló que debido a la situación económica que prevalece en la zona rural del sur de Quintana Roo, donde en “tiempo muerto”, o sea que no hay zafra, las personas apenas ganan entre 80 y 100 pesos por jornales de hasta ocho horas, en diversas actividades relacionadas con el mantenimiento y cuidados de las parcelas de caña de azúcar, por lo que en temporada de zafra incluso las mujeres han decidido participar en este trabajo que requiere alto rendimiento.

“En las ultimas zafras, se ha visto un aumento en la participación de las mujeres en el corte de caña de azúcar, lo cual es de reconocerse pues a veces hacen jornadas de hasta doce horas, es un trabajo de mucho trabajo físico, debido a que son más dedicadas a veces realizan un mejor trabajo que los más de dos mil 500 cortadores de caña que son varones”, comentó.

Descartó que exista algún tipo de abuso hacia a la féminas cortadoras, toda vez que algunas acompañan a sus esposos y otras van y trabajan en grupos de dos mujeres, además que son personas del mismo pueblo por lo que son gente que se conoce desde siempre, nada más que ahora deciden participar en esta actividad agrícola.

“Reconozco el trabajo de estas mujeres, que ayudan a contribuir al gasto familiar,  son madres solteras que en compañía de hermanas van a cortar caña para el sustento de los hijos,  aunque no siempre rinden igual, ellas son más abusadas porque además llevan tortas y aguas frescas al cañal que venden a los cortadores y a veces ganan más que los mismos hombres”, agregó el líder cañero que señaló que los beneficios se seguridad social y otros apoyos se reparten sin distinción de sexo.

Además señaló que existen miles de mujeres en las más de doce comunidades rurales de la zona cañera que se dedican a actividades de campo, y la siembra de hortaliza pues expresó que en los últimos años ha habido una migración masiva de mano de obra a la zona norte del Estado.

Virginia Francisca Maqueda; madre, ama de casa, vendedora de tamales y cortadora de caña, señaló que desde siempre se había dedicado a las labores del hogar, pero desde hace tres años que su esposo se fue de inmigrante a los Estados Unidos y se buscó otra familia ahí, se vio forzada a participar en la cosecha de la caña de azúcar y a la siembra y venta de hortalizas

“No es algo que me guste, pero tengo que hacerlo, de ahí mantengo a mis tres hijos que van a la escuela, durante la zafra puedo ganar hasta trecientos pesos diarios, y ya me administro para que en tiempo muerto donde el jornal apenas llega a cien pesos, no padezca con mis hijos”, puntualizó.

Fuente: Novedades Quintana Roo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *