1_mayakoba_senderosCiudad de México.– El escándalo de la constructora española Obrascón Huarte Lain (OHL) se detonó tras la publicación anónima de un audio en el que Pablo Wallentin Crawford, ex director de Relaciones Públicas de la filial mexicana, hablaba con Apolinar Mena Vargas, entonces Secretario de Comunicaciones del Gobierno del Estado de México, sobre sus vacaciones en el hotel Mayakoba, ubicado en la Riviera Maya, en Quintana Roo.

De acuerdo con la grabación, Wallentin acordó pagar una estancia en el Fairmont Mayakoba a Mena Vargas y a su familia.

–Necesito una habitación porque vamos a estar muy apretados ahí–, le dice Mena a Wallentin en el audio.

–El lunes tú tienes una suite con dos cuartos en donde puedan quedarse cinco personas–, le garantiza el directivo de OHL, quien le promete alojarle en “el mejor” hotel de la zona.

–Yo te lo reservo, yo te lo reservo.

Ambos hablan de “pagos y depósitos” cuyo fin no se especifica en las grabaciones.

Otros audios hechos públicos, también involucraron a Gerardo Ruíz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien habría tenido vacaciones gratis en el Mayakoba, después de que se escuchara a Pablo Wallentin reclamar a una de sus trabajadoras el cobro que le hicieron a Ruiz Esparza por su estancia en el Fairmont Mayakoba.

Sin embargo, pese a las denuncias y la credibilidad que ha perdido la constructora española en México tras los escándalos que involucran incluso a funcionarios del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como del gabinete del Gobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas, OHL está construyendo en el municipio de Solidaridad, en Quintana Roo, muy cerca de Playa del Carmen, un mega proyecto inmobiliario con una inversión de mil millones de dólares.

***

El proyecto Mayakoba de OHL Desarrollos está ubicado en la Riviera Maya de Cancún, Quintana Roo. Tiene establecimientos hoteleros, habitacionales y turísticos en zonas con alta diversidad de flora y fauna, donde se han construido puentes, talado árboles para la construcción de carreteras y extraído grandes cantidades de arena del mar.

Todo esto bajo la autorización de los tres niveles de gobierno: a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), las licencias de construcción otorgadas por el Gobierno del Estado y con las licencias expedidas por autoridades municipales.

Un mes antes de que se dieran a conocer los primeros audios, OHL anunciaba la construcción del megaproyecto Ciudad Mayakoba en Playa del Carmen. Se trata de más de 400 hectáreas donde actualmente se construyen más de 17 mil unidades residenciales con una inversión de mil millones de dólares.

El predio donde será construido tiene partes de de selva, manglares, dunas y playas. De acuerdo con información del diario local Por Esto!, el 68 por ciento del área será de uso residencial, comercial, mixto, equipamiento educativo, deportivo, cultural y religioso.

A finales de 2015, Ciudad Mayakoba pondrá a disposición los lotes unifamiliares para vivienda media a las orillas del boulevard Playa del Carmen, (ahora nombrado “Senderos de Mayakoba”); serán las primeras 2 mil casas, de las 17 mil 167 que tienen estimadas.

Esta obra no fue contemplada por la SCT para ser auditada. El pasado 27 de mayo, Ruiz Esparza anunció que solicitaría una auditoría para las licitaciones en las que está involucrada la constructora española: la autopista Atizapán-Atlacomulco, el primer tramo del tren México-Toluca, y para el Tren Eléctrico de Guadalajara.

En la reunión extraordinaria de accionistas que los directivos de OHL realizaron posterior a la publicación de los audios, señalaron la importancia que México tiene en la totalidad de la empresa. En esa ocasión Juan Miguel Villar Mir, presidente y director general de OHL, dijo que en el país se ha dedicado más tiempo que a ningún otro y en el que más proyectos mantiene. El turismo es de sus principales cartas y con Ciudad Mayakoba, México será el principal punto de inversión de la empresa en América Latina.

En el marco de la presentación del proyecto, Agustín Sarasola, director del Desarrollo Turístico, declaró que las ganancias de OHL Desarrollos crecieron 33 por ciento en el primer año de su creación; el 100 por ciento de esto fue emitido por Mayakoba.

La fórmula ha funcionado y ahora buscan ampliar su mercado a las playas de Huatulco y Puerto Vallarta. Sarasola declaró a diferentes medios de comunicación que las grabaciones no afectarían a Mayakoba y que las inversiones y los planes continuarían.

EL SIGUIENTE GRAN PROYECTO

OHL Desarrollos maneja las inversiones, opera y desarrolla la construcción de la totalidad del proyecto Mayakoba con sus filiales Fairmont, Rosewood, El Camaleón, Residences, Jim McLean y Banyan Tree). Todos ubicados en la Riviera Maya.

Mayakoba está situado a 8 kilómetros de Playa del Carmen y tiene una superficie de 650 hectáreas de valor ecológico. De acuerdo con información de su portal de Internet y redes sociales, albergan a 200 especies (aves, peces, reptiles, crustáceos y moluscos).

Mayakoba no sólo ha sido un punto vacacional de funcionarios y directivos de OHL. De los cinco contratos públicos que el Gobierno federal y OHL han establecido entre 2013 y 2014, dos corresponden a adjudicaciones directas para servicios de posicionamiento de marca de la Secretaría de Turismo (Sectur) en torneos de golf organizados en campos que son propiedad de la empresa, por más de 58 millones de pesos.

Los contratos que se encuentran en el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT) están a nombre de Golf de Mayakobá S.A. de C.V; Sectur pagó 38 millones 242 mil 300 pesos y 19 millones 800 mil pesos en 2013 y 2014, respectivamente, por concepto de servicio de presencia de marca en el torneo de Golf OHL Classic At Mayakobá.

El torneo que se realiza año con año en el mes de noviembre reúne a los más importantes golfistas internacionales, en un evento de “nivel mundial”, según puede leerse en su portal de Internet.

AUTORIDADES SIN MUCHO QUE HACER

En entrevista par SinEmbargo, Gerardo Solís Becerra, director de la Defensoría Internacional de Derechos Humanos AC, comentó que si bien es responsabilidad de los tres niveles de gobierno la supervisión de este tipo de obras, al ser propiedad privada, hacen falta rigor para que los megaproyectos turísticos en la Riviera Maya y todos los que trastocan los ecosistemas, respeten los permisos.

A esto se añade el poco presupuesto que las autoridades tienen para estas tareas y por otra parte, que las empresas “hacen todo (bardas, por ejemplo) para que las autoridades no puedan acceder a las áreas de construcción”.

De acuerdo con diferentes solicitudes de información realizadas por este medio, el gobierno del estado y del municipio, no tienen información sobre la situación actual de la obra. Tampoco la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDE) ni la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), que declararon la información como inexistente.

Desde 2009, Mayakoba es investigada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por “obras y actividades no autorizadas” y por realizar rellenos sin cambio en el uso de suelo.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *