Kenia.- Una sobreviviente de la masacre en la universidad keniana de Garissa fue hallada el sábado dos días después del ataque.

Cynthia Cheroitich, de 19 años, contó desde su cama en el hospital que se ocultó en un ropero y se cubrió con ropas, negándose a salir incluso después que sus compañeras de clase salieron ante demandas de los pistoleros de Al Shabab.

Fue rescatada poco después de las 10 de la mañana del tiempo local, de acuerdo con funcionarios kenianos entrevistados por The Associated Press.

Cheroitich dijo que no creía que los socorristas que la llamaban a salir de su escondite estaban allí para ayudarle, pues sospechaba que eran extremistas.

¿Cómo sé que ustedes son policías kenianos?”, dice que les preguntó.

Sólo cuando las fuerzas de seguridad trajeron a uno de sus maestros para que le hablara, ella salió, explicó.

“Yo estaba orándole a mi Dios”, narró Cheroitich, que es cristiana.

La joven se veía agitada y sedienta, pero en buen estado.

En el asalto terrorista fallecieron al menos 148 personas, pero el gobierno keniano no descartan que el número de víctimas pueda aumentar debido a que aún hay personas desaparecidas.

Atacantes muertos

Las autoridades mostraron los cadáveres de los presuntos atacantes ante unas 2 mil personas en un espacio abierto en el centro de Garissa.

Los cadáveres yacían en la parte trasera de una camioneta que se desplazaba lentamente entre la muchedumbre. Soldados monitoreaban a la concurrencia.

Gritos y nubes de polvo se alzaron cuando el vehículo salió del área.

Los cadáveres de muchos de los muertos en la masacre fueron transportados a la capital Nairobi donde dolientes se congregaron para ver los restos de sus seres queridos.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *