La producción récord de crudo estadounidense y altos inventarios hicieron que los precios del hidrocarburo perdieran terreno.

El crudo se desplomó el jueves y el estadounidense perdió casi 3% porque el mercado temió un exceso de oferta, debido a que el impacto de las sanciones de Washington a Irán fue menor a lo esperado y los inventarios de crudo subieron mucho en Estados Unidos.

El Brent cayó 1.43 dólares, 1.98%, a 70.75 dólares por barril. En tanto, los futuros del West Texas Intermediate cayeron 2.81%, 1.79 dólares, a 61.81 dólares por barril, y se encaminaba a su mayor pérdida semanal desde febrero.

La mezcla mexicana de exportación perdió 1.01%, 0.64%, a 62.98 dólares el barril.

Analistas dijeron que el ánimo del mercado se volvió más bajista porque la cambiante política estadounidense sobre Irán tuvo un impacto inmediato menor al que se temía inicialmente.

Intensifica sanciones

Las sanciones de Estados Unidos a Irán se intensificaron esta semana, cuando el gobierno de Donald Trump detuvo exenciones que permitían que ocho países, incluidos China y Turquía, siguieran haciendo negocios con Irán. El fin de las exenciones no provocó inmediatamente a una escasez de suministros.

“No se tiene la sensación de que China o Turquía se están retirando por completo”, dijo John Kilduff, socio de Again Capital Management en Nueva York.

China se ha quejado con Estados Unidos sobre sus sanciones a Irán, y Turquía dijo que no podía reemplazar las importaciones iraníes fácilmente, por lo que pidió a Washington que revise su decisión.

Los precios del barril habían sido apoyados por la crisis política en Venezuela, las sanciones de Estados Unidos contra Irán y los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por contener los suministros que llegan al mercado.

Las existencias de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada a máximos desde septiembre del 2017, al sumar 9.9 millones de barriles, a 470.6 millones de barriles que tienen almacenados.

La producción del país tocó un récord de 12.3 millones de barriles por día, según datos oficiales.

La subida muy superior a lo esperado en la última semana disparó los inventarios de crudo de EU hasta 470.6 millones de barriles, sus niveles más altos desde septiembre del 2017.

Replantear previsiones

Las cifras publicadas en EU obligan a los inversionistas a replantearse las previsiones de una entrada en déficit de oferta en el mercado del petróleo durante el trimestre en curso, un escenario que aceleró el rally del petróleo hacia sus máximos de seis meses.

Las exportaciones de petróleo de Venezuela, un miembro de la OPEP, ya se han visto afectadas por las sanciones de Estados Unidos sobre Pdvsa, y por una crisis económica, lo que, según un sondeo Reuters, ha ayudado a reducir la producción de la OPEP a mínimos de cuatro años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presionado a la OPEP para que aumente la producción y compense el déficit que se espera por las sanciones sobre Irán.

Desde su nivel más alto a finales del mes pasado, el precio del WTI ha caído 6.77%, el del Brent del mar del Norte 5.12% y la mezcla mexicana de exportación ha perdido 4.01 por ciento. (Con información de Expansión/España y Reuters)

OPEP está decidida a evitar crisis energética

La OPEP está decidida a evitar una crisis energética mundial, en momentos en que algunos de sus miembros son objeto de sanciones internacionales y otros son escenario de protestas, declaró el jueves en Teherán su secretario general, Mohammed Barkindo.

“Como organización, seguiremos concentrados en nuestro objetivo, que es de asegurarnos de evitar toda crisis energética susceptible de afectar a la economía mundial”, dijo el secretario nigeriano de la OPEP, que está en la capital iraní para una feria de las industrias del sector petrolero.

La OPEP mantendrá este rumbo, “pese a los problemas actuales en varios miembros”, aseguró, al contestar una pregunta sobre la oferta mundial de crudo.

Varios de estos países “son actualmente objeto de sanciones unilaterales”, dijo Barkindo a propósito de Irán y Venezuela, blancos de sanciones estadounidenses.

En aparente alusión a Venezuela, donde el régimen del presidente Nicolás Maduro acaba de enfrentar un fallido alzamiento militar liderado por el opositor Juan Guaidó, Barkindo estimó que el país “se encuentra en una fase de transición con todas las consecuencias que puede provocar un desafío semejante”.

Otro miembro de la OPEP, Libia, “se encuentra luchando día a día para evitar una guerra”, afirmó el líder del cartel petrolero.

La OPEP está “comprometida a mantenerse unida” y “no caer en el caos” que ha enfrentado en los últimos años, agregó.

Irán, como miembro fundador de la organización, ha criticado de manera regular a algunos de sus socios por apoyar las política de Washington contra Teherán y por su falta de solidaridad.

El miércoles, el ministro iraní de Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, acusó a algunos miembros de la OPEP de sembrar la divisiones, amenazando la desintegración del cártel.

Dijo en referencia a Irak y Arabia Saudita que estaban exagerando su capacidad de producción para tranquilizar a los mercados.

Fuente: eleconomista

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.