Isla Mujeres.- Se está realizando una nueva extracción masiva de arena y roca en Isla Blanca, en la zona continental. Es la cuarta ocasión en 11 años, en medio del silencio de las autoridades ambientales de los tres niveles de gobierno, lo que preocupa a los vecinos por el nivel del daño al medio ambiente en el lote 14, del fraccionamiento Santa Fátima.

Los hechos se aprecian sobre una superficie mucho mayor que en los anteriores eventos, de 10 mil metros cuadrados, de 50 metros frente a la terracería que conduce a la Angostura y por 20 metros hacia el mar, distante a 11 kilómetros de Punta Sam.

Durante un recorrido de este reportero por el lugar los hechos, se aprecia una docena de trabajadores de la construcción con maquinaria pesada. Desde el cerco de concreto de tres metros de altura se aprecian hoyos para hincar estructura de acero sobre una parte escarbada en donde se extrajeron incontable cantidad de metros cúbicos de sascab.

Aquí se removieron la vegetación costera y el matorral costero, incluyendo especies enlistadas en la NOM-059-Semarnat-2010. “Se destruyeron especies que están protegidas por leyes ambientales, como la palma chit, de categoría amenazada, la palma nakax, también amenazada, siendo una especie endémica exclusiva de Quintana Roo. Hubo destrucción del matorral costero y vegetación de clase federal y estatal, entre otras”.

Se debieron rescatar árboles que forman parte de las áreas naturales protegidas del estado de Quintana Roo, que han sido destruidos. Entre otras cosas, se observan baños no ecológicos, cuyo uso contamina el manto freático en una zona donde está claramente establecida la protección al medio ambiente, sumado a la enorme extracción de material.

Agua de pozo

Se pudo constatar también que en la zona existen pozos con agua apta para el consumo humano, y los vecinos temen que se contaminen, pues en la zona no existe aún red de agua potable. La más cercana dista a varios kilómetros, en los hoteles que ya están en funciones.

Es un misterio por el momento qué tipo de construcción va erigirse, al menos oficialmente no hay datos todavía. Se presume que se trata de una gran edificación. “Nadie nos quiere responder nuestras dudas, no hay ninguna información, como exige la normatividad, de exhibir lonas en las entradas de la obra. Aquí todo está cercado y se tiene tapada la entrada para que no se pueda ver desde la vialidad”.

Algunos testigos estiman que habrían retirado material pétreo con 60 camiones, “algunos días vimos de 7 a 8 camiones de 15 y 30 toneladas cargando materiales” para llevarlos a un lugar desconocido, señalan.

Sobre el proyecto particular, la Asociación de Colonos de Isla Blanca A. C. ya solicitó la intervención de la delegada de la Profepa de Cancún, Carolina García Cañón, con un escrito de fecha 10 de julio, aparece el sello de recibido de la denuncia de la obras y actividades en el área de la zona costera y la manifestación de impacto ambiental.

“Hemos sido informados por miembros de nuestra asociación de que están construyendo en una zona de ecosistema costero, lo cual consiste en muros, desmonte de vegetación costera y forestal, de acuerdo al Art. 418, fracción 1 y 2 del Código Penal Federal, en el lote 14 (16) de Santa Fátima, en la zona continental del municipio de Isla Mujeres”.

Tal situación fue advertida al personal de la obra, que hizo caso omiso de la destrucción antes mencionada, y hace mención al Art. 189 de la Ley General de Equilibrio y Protección al Ambiente (Legepa) como denuncia popular a la delegada, a la cual se le solicita actuar conforme a derecho.

Con esta denuncia, firmada por el presidente de dicha asociación, Carlos A. Castells G., cumple con sus objetivos trazados en el Acta Constitutiva de la misma.

Silencio oficial

También hay silencio del gobierno municipal. El mismo dirigente de colono le solicitó al presidente municipal, Juan Carrillo, información sobre la autorización para desmonte y construcción en ese lote, con coordenadas 21 grados 18 minutos 454.04 norte. Ese oficio fue recibido por el director de Ecología, Carlos Barranco, el 21 de junio 2019.

Afuera de esa obra, en la visita que realizamos, aparece un auto compacto, color vino, placas de Quintana Roo UVG-775-E, al parecer, lo conduce el responsable de la obra.

Entrevistado Carlos Castells, manifestó que hasta al mediodía de este jueves 15 de agosto no ha habido respuesta a las solicitudes descritas, por lo cual lamenta el hecho. “No se han respetado reglamentaciones que fundamentan las construcciones, vemos deterioro de la flora y fauna, hasta la fecha no hay respuesta a nuestras peticiones, a pesar de reiterar el pedido, dónde están las autorizaciones”.

La carta magna de la asociación nuestra, agregó, pone muy en claro que debemos conservar y cuidar el medio ambiente, especialmente en la zona que da al mar. Aquí vemos que se afectan dunas con la construcción de la piscina, no hemos podido conocer fehacientemente cuál es el objetivo de la situación de tanto camiones, excavaciones y perforaciones que se hacen. El perjuicio al manto freático, hay un baño que no tiene la reglamentación de baño ecológico. Nos preocupa todo esto, recalcó.

La más reciente excavación se produjo en 2013, sobre una superficie de 2 mil 201.4 m2, del lote 18. El caso fue denunciado al Ministerio Público Federal en contra de quienes resulten responsables de la extracción de arena y rocas en un espacio de 936.95 m2, en el fraccionamiento Francisco Javier, ubicado a poca distancia del punto referido, a un kilómetro de la caseta de policía en abandono.

Fueron a parar unos 60 camiones de material a Tres Ríos, en la Riviera Maya, esa fue la tercera vez que ocurrió entonces. El 3 de enero de 2008 habían denunciado otro robo de material pétreo ante la Profepa, acción que quedó archivada bajo el expediente PFPA/QROO/DQ/79/0013-08. Hubo unos 60 traslados también, unos 500 metros cúbicos de material del que se ignoró su destino.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.