El Servicio de Administración Tributaria, SAT, alertó sobre la operación de empresas fantasma que simulan operaciones y emiten facturas apócrifas en Quintana Roo, principalmente en la zona norte.
La autoridad indicó que se trata de empresas que operan a través del esquema compra – venta de facturas que no establecen operaciones reales, sino que se trata de acciones ficticias para justificar operatividad fiscal.
Entre los giros de estas compañías detectadas como “fantasma”, se encuentran constructoras, consultoras, comercializadoras, distribuidoras y medios de comunicación, aunque aún no se determina un monto de afectación en el estado.
Las ciudades donde se ha detectado esta situación son Cancún, Playa del Carmen y Tulum, principalmente; en menor grado también se han dado casos en la capital del estado, Chetumal.
Cabe señalar que el Código Fiscal de la Federación establece que en caso de que el SAT no localice al contribuyente en el domicilio fiscal que proporcionó desde la licitación, o si no cumple con las características de ley y sus direcciones corresponden a casas habitación, terreno o departamento, entonces será considerado “No Localizado”.
Así, a partir de enero de 2014, el SAT ha publicado los datos -nombre, denominación o razón social y clave del RFC- de contribuyentes que se presume emitieron comprobantes fiscales que ampararon operaciones inexistentes.
Ello, ya que no cuentan con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se encuentren no localizados.
Según lo dispuesto en el Artículo 69-B del CFF, el procedimiento que sigue la autoridad fiscal para llegar a este listado definitivo consiste, en primer lugar, en notificarle al contribuyente el oficio de presunción de que está expidiendo facturas que amparan operaciones inexistentes, con una relación de éstas.
Después de ello se publica el listado en la página del SAT y en el Diario Oficial, tras lo cual los contribuyentes tienen un plazo de 15 días para aclarar su situación fiscal.
Una vez que el contribuyente presenta las pruebas respectivas dentro de dicho plazo, el SAT tiene cinco días para valorar y emitir una resolución definitiva, tras lo cual las empresas tienen 30 días hábiles para desvirtuar las operaciones o corregir su situación fiscal.
Cabe señalar que el SAT ha detectado en los últimos tres años a 172 mil 118 empresas que compraron facturas a empresas fantasma. El monto de lo facturado llegó a un billón de pesos. Los domicilios de estas empresas se concentran en estas entidades: Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, México, Sinaloa, Guanajuato, Oaxaca, Puebla, Sonora, Yucatán, Coahuila, Quintana Roo y Chihuahua.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *