A través de un videoreportaje, la periodista Yohali Reséndiz denunció que las farmacéuticas han aprovechado el Hospital Psiquiátrico de Yucatán para probar medicamentos en los pacientes y, dependiendo de sus reacciones, deciden si sacarlos a la venta.

La reportera señaló además que un total de 12 niños del Centro de Atención Integral al Menor al Desamparo han sido trasladados al Hospital Psiquiátrico de Yucatán, que supuestamente sólo atiende adultos.

Ciudad de México.- Farmacéuticas hacen pruebas con enfermos mentales, tanto adultos como menores de edad, en el Hospital Psiquiátrico de Yucatán, de acuerdo con información de la reportera Yohali Reséndiz.

A través de un videoreportaje del programa “El Almohadazo”, la periodista denunció que las farmacéuticas han aprovechado el citado centro de salud para probar medicamentos en los pacientes y, dependiendo de sus reacciones, deciden si sacarlos o no a la venta.

“Psiquiatras y farmacéuticas han ganado millones” por estas acciones, aseguró Reséndiz.

“Las dosis suministradas a los pacientes tienen reacciones secundarias; están como conejillos de indias”, indicó un testigo anónimo en el material audiovisual.

La reportera explicó también que en la región existía un modelo de salud funcional, el cual se cambió arbitrariamente por uno que “practica la tortura y viola todos los días los derechos humanos de los pacientes con enfermedades mentales“.

“El pasado 2 de agosto, Arcenio Rosado fue nombrado director de Salud Mental y encontró que el modelo anterior le estorbaba, así que decidió quitarlo, con la permisividad y opacidad del Secretario de Salud, Jorge Alcocer”, indicó la periodista.

Por otro lado, la investigación señala que un total de 12 niños del Centro de Atención Integral al Menor al Desamparo han sido trasladados al Hospital Psiquiátrico de Yucatán, que supuestamente sólo atiende adultos, y permanecerán en calidad de internos.

Idelfonso Machado Domínguez, empleado del centro de salud aseguró que sólo “es un resguardo”, y más que estar dando atención de psiquiatría infantil, se encuentran en apoyo a albergues.

Sin embargo, documentos de la reportera refieren que una vez que el contrato venció con un hospital de Mérida que atendía a menores de edad en situación de vulnerabilidad en, estos fueron canalizados.

La reportera ingresó al hospital con cámara escondida para verificar la existencia de los menores y la calidad de los servicios, además de presenciar el jaloneo de un enfermero a un menor de edad. Además, obtuvo la información de la aplicación de electroshock a los usuarios

Fuente: sinembargo

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.