Mérida, Yucatán.— La grandeza deportiva y humana de un atleta se mide en sus acciones dentro y fuera de una cancha, y Fátima Crisanto Ayil se convirtió ayer en la Campeona Centroamericana de Luchas asociadas en la ciudad blanca de Mérida, Yucatán, luego de una demoledora  presentación donde  prácticamente arrasó con todas sus rivales.

COJUDEQ_FATIMA_01El tatami colocado en el complejo deportivo Kukulkan, fue testigo fiel de la brillante actuación de la chetumaleña que se consagró como la reina de su categoría en los Juegos Deportivos Escolares Centroamericanos y del Caribe, que se realizan en la tierra del Mayab.

Sin el respaldo irrestricto del gobierno del Estado de Quintana Roo encabezado por el gobernador Roberto Borge Angulo, simplemente estos resultados no serían posibles, y la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (Cojudeq),  presidida por Martín Cobos Villalobos, ha trabajado fuerte en la proyección del deporte a nivel nacional e internacional, y aquí está la muestra más clara con las medallas aportadas por jóvenes quintanarroenses que forman parte de selecciones nacionales.

El camino al pódium centroamericano fue simplemente espectacular por parte de la  quintanarroense, quien demostró su poder desde el primer combate  al derrotar  en tan sólo 5 segundos  a la colombiana  Sandy Parra.

En su segundo duelo contra la venezolana Johana  Garrido  Bolívar, fue una pelea que se tornó ríspida en los primeros momentos, pero la  variedad técnica  de la chetumaleña salió a flote y con sendas pasadas, fue llevando a Johana Garrido a la zona  peligrosa hasta ponerla en toque de espaldas y así conseguir el pase a la final.

En el choque más esperado  por la medalla de oro, división de los 60 kilos, Fátima Crisanto subió al tatami dispuesta a salir con la mano en alto al enfrentar  a la boricua Ginamarie Santiago Ayala, una lucha cuerpo a cuerpo, donde la puertorriqueña con mayor alcance  y corpulencia  llevaba cierta ventaja sobre la oriunda de la comunidad de Calderitas.

Sin embargo, la fortaleza física y mental de Fátima Crisanto hicieron acto de presencia y con variedad de recursos al ataque y en defensa fue llevando las acciones al terreno que le convenían, metiendo llaves al brazo y atacando las rodillas de su rival, hasta ponerla sobre la lona y aplicarle una palanca al brazo que le terminó zafando el hombro  izquierdo a Ginamarie, quien de inmediato grito de dolor para quedar tendida sobre el centro del entarimado y decretarse la victoria en favor de la mexicana Fátima Crisanto Ayil.

Al término del combate, la luchadora chetumaleña  se acercó para brindarse un abrazo sincero y fraternal con la boricua, que reconoció el triunfo de la quintanarroense que simplemente arrasó como un huracán a sus rivales, y se consagró como la Campeona Centroamericana  en Yucatán 2015.

Sin duda una historia llena de éxitos de Fátima  Crisanto, que sigue cosechando triunfos donde quiera que se  presenta;  una medalla más a su inmensa vitrina de trofeos, 8 campeonatos nacionales de olimpiada invicta, un panamericano, un centroamericano y onceava mundial, son solo algunos de los títulos que puede presumir la gladiadora quintanarroense e integrante del equipo mexicano.

Las enseñanzas recibidas por parte de su entrenador Silvio Amado Mitchell Rengifo, son el soporte de sus éxitos.

En la ceremonia protocolaria de premiación, Fátima Crisanto recibió su medalla como Campeona Centroamericana de parte del jefe de deporte federado de la Cojudeq, José Aguilar Bacelis, quien  estuvo  como delegado  de los atletas quintanarroenses en la justa yucateca.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *