06041517f4d5a9fmedCancun, Q Roo.- La oficina del Registro Civil en el Parque Las Palapas se transformó ayer en el “pantano”, donde varios personajes de cuento de hadas se reunieron para celebrar la boda de “Fiona” y “Shrek”.

Entre asombro, risas y alegría, invitados y gente que pasaba por el lugar, vieron la llegada triunfal de “Fiona”, Anarel Alegría Moreno, y “Shrek”, Neftalí Romero López. Acompañados de sus invitados ataviados como reinas, reyes, princesas y príncipes de Disney, recorrieron el parque, tal como si hubiera sido parte de un show programado, compartiendo su alegría en un día tan especial, con los niños que, gustosos, hicieron la corte a sus personajes favoritos.

“Decidimos que para la tela de cada vestido o traje, gastaríamos 100 pesos”.

Rompen con lo tradicional

La feliz y singular pareja contó a Novedades Quintana Roo que tras un año de noviazgo, tomaron la decisión de unir sus vidas, pero no querían una ceremonia como las demás: planearon hacer de su boda una ocasión inolvidable.

Para ellos, el qué dirán no importa, pues desde que su relación inició rompieron con muchos esquemas, comentó Anarel Alegría, y aseguró que la fecha de su matrimonio se quedará tatuada en su corazón, por partida doble.

“Para el amor no hay edades, soy mayor que él y nuestro amor es muy fuerte”, dijo sonriente mientras arreglaba un adorno de globos blancos que dejaría flotar en la alberca del rancho en que se llevaría a cabo la fiesta por su unión.

Hacen de su boda un cuento de hadas

Anarel y Neftalí decidieron que no querían seguir la tradición del vestido blanco y del traje, y en una plática comentaron que su amor era como el de “Fiona” y “Shrek”, así que sin dudarlo, optaron por una boda temática con este singular cuento de hadas.

Las hermanas de Anarel dijeron que para hacer los trajes de cada integrante de la familia emplearon más de dos metros de tela y casi dos meses de confección.

“Decidimos que para la tela de cada vestido o traje, gastaríamos 100 pesos”.

Después de la ceremonia en el Registro Civil, decidieron tomarse las fotos en la playa, luciendo sus disfraces. La fiesta estaba programada para dos días, así que al día siguiente, nuevamente la familia reunida volvió a vestirse “de gala” para la ocasión.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *