1_invasion_Chetumal.- De manera silenciosa, familias en pobreza extrema han empezado a invadir un área baldía a espaldas de la base de la Policía Estatal Preventiva, cerca del edificio abandonado que antes era un supermercado, en la colonia Constituyentes.
Mientras que algunos invasores ya tienen algunos meses de haberse establecido, otros más han empezado a llegar para instalarse junto con su familia.
En el lugar, al que se accede por caminos de terracería desde la Calzada del Centenario, unas cuadras después de la avenida Insurgentes, se pueden observar humildes casas hechas de madera o cartón, las cuales son habitadas por familias en pobreza extrema.
Esta área está compuesta por varios lotes baldíos que los invasores han aprovechado para hacer un hogar, la única agua que tienen es la que roban de una propiedad, y con energía eléctrica también cuentan pero sólo porque se han “colgado” del servicio.
También existen otras familias que recién empezaron a llegar, y se les puede ver chapeando y limpiando los terrenos que les servirán para levantar su nueva casa.
Gente que actualmente está viviendo ahí confirmó a Por Esto! de Quintana Roo que se trataban de invasores, y que lo hacían porque no tenían ningún otro lugar donde vivir.
Algunos refirieron que ya llevan aproximadamente 3 meses de haber llegado, a los que se les fueron uniendo más familias después de darse cuenta que ninguna autoridad se los impedía.
Al momento son menos de 10 familias las que de manera irregular se han establecido en esta zona, y de acuerdo a la información obtenida todas son de Chetumal.
De manera extraoficial, se supo que una lideresa que fue regidora en el ayuntamiento presidido por Carlos Mario Villanueva Tenorio, de nombre Lorena Gómez Palma, amedrentó a una familia que ya había invadido primero.
Según datos recabados, el terreno invadido supuestamente está a nombre de Arturo Villanueva, la mujer presumió que tiene títulos de propiedad y amenazó con regresar al día siguiente a temprana hora, acompañada de un grupo de unas 10 personas.
El lugar se ubica a espaldas de la base de la Policía Estatal Preventiva, y uno puede ingresar por la Calzada del Centenario, o entrando por un camino que cruza por el edificio abandonado a un lado de la terminal ADO, el cual antes era un supermercado.
Entre los invasores se encuentran niños y jóvenes, así como adultos mayores, los cuales se han sabido adaptar para poder vivir de la mejor manera posible en estos cuchitriles.
También existen áreas a las que ya les han colocado postes de madera para delimitar los terrenos, en los cuales las nuevas familias que han llegado se disponen a hacer de ese lugar su nuevo hogar.

POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *