MIAMI, Florida, EE.UU.- El turismo en las islas del Caribe registró casi mil millones de visitantes menos y perdió cerca de 700 millones de dólares tras el azote de los huracanes Irma y María el año pasado, según un estudio divulgado este lunes por expertos del sector.
“La temporada de huracanes resultó en una pérdida estimada en 2017 de 826.100 visitantes al Caribe, en comparación con las predicciones realizadas antes de los huracanes”, detalló el World Travel & Tourism Council, una organización con sede en Londres que monitoriza la salud económica del turismo mundial.
Estos visitantes podían haber generado 741 millones de dólares y sostenido 11.005 empleos, añadió la organización.
Con sus aguas turquesa y sus arrecifes de coral, las islas del Caribe dependen del turismo, que proporciona 15,2% del producto bruto interno de la región y sostiene el 14% de su fuerza laboral. Mundialmente, el promedio del aporte del turismo al PBI es de 10,4%.
Como referencia, 46,7 millones de turistas internacionales visitaron el Caribe en 2016 y gastaron unos 31.400 millones de dólares, agregó el estudio del WTTC.
Pero, en agosto y septiembre de 2017, el Caribe fue arrasado por dos de los más feroces huracanes jamás registrados en las islas.
Irma y María dejaron un cataclismo en Barbuda, San Martín, San Bartolomeo, Anguila, Cuba, Dominica y los territorios estadounidenses de Puerto Rico e Islas Vírgenes. Particularmente Barbuda, Dominica y Puerto Rico sufrieron los destrozos apocalípticos de María y aún están lejos de recuperarse.
La contracción del turismo en el Caribe se contagió también a las islas que no fueron azotadas directamente por los huracanes. Esto se debe a que existe “una idea errónea de parte del público según la cual todo el Caribe fue azotado por las tormentas”, señaló el informe.
Pero, “más de dos tercios de los destinos en el Caribe no fueron afectados físicamente”.
Según los investigadores, la recuperación del sector turístico a los niveles previos a los huracanes podría tomar cuatro años, tras los cuales las islas del Caribe habrán perdido 3.000 millones de dólares.
Antes de la temporada de huracanes de 2017, se proyectaba que el sector turístico en el Caribe crecería 4%, pero Irma y María invirtieron la tendencia y provocaron una caída de 4% respecto a 2016.
La temporada de huracanes del Atlántico comienza el 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *