Ante la falta de facilidades de créditos por parte de instituciones formales, tanto en Cancún como en varias ciudades del país, el sistema de préstamos denominado “gota a gota” se ha incrementado, principalmente para los comercios informales y pequeños, a pesar de que acaban en riesgo por incumplir un solo pago.

El “gota a gota” es un crédito rápido e informal que ofrecen a las personas que necesitan un monto de dinero urgente y quienes acuden a él suelen hacerlo porque no pueden acceder a un crédito bancario.

De acuerdo con informes de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), pedir un préstamo puede ser un gran riesgo cuando se realiza de manera express y más aún, cuando dicho recurso es de dudosa procedencia.

En Cancún, desde hace varios años el esquema de crédito “gota a gota” es operado por una amplia red de prestamistas ilegales, principalmente de origen colombiano, que han encontrado en esta actividad una manera fácil de movilizar dinero del que se desconoce su origen, pues hacerlo a través de los bancos les resultaría un riesgo debido a que podrían ser detectados.

Fuentes de la Condusef refirieron que este tipo de préstamos, en su mayoría, son un fraude y únicamente buscan hacer lavado de dinero, por lo que “hay que tener cuidado porque estamos hablando que son bandas que vienen desgraciadamente de Sudamérica, y lo que tratan es hacer o buscar un lavado de dinero”.

Actualmente, un pequeño comercio o negocio informal, no fácilmente puede acceder a un crédito bancario o por medio de una institución gubernamental, por carecer precisamente de documentos y esto es aprovechado por estas mafias que se acercan a dichos lugares para ofrecer dinero fácil, pues únicamente, en algunos casos les piden una copia de su credencial de elector, comprobante de domicilio, que tengan el negocio y el compromiso de que efectuarán pagos diarios, dependiendo el monto.

Dichas personas se acercan a los establecimientos formales o informales y sin mayor explicación, le dicen al comerciante que si requiere de alguna ayuda económica para levantar el negocio, ellos lo pueden ayudar.

Para ello, le dejan una tarjeta de presentación como una que dice “Presta Ya, la mejor inversión para su negocio. Sin aval y sin buró. Requisito único, tener negocio, copia del INE, comprobante de domicilio y CURP”.

Debajo de esta información, hay un número telefónico al cual el interesado se puede comunicar en caso de gustarle la idea, pues en la parte de atrás de la misma tarjeta, dan breve explicación donde de entrada ofrecen créditos desde 500 pesos hasta 5 mil pesos, con la intención de que el cliente los pueda pagar en un plazo de entre 20 y 25 días y cuando ya falta poco para culminar, les triplican la oferta del crédito e incluso amplían el plazo de pago y de esta manera tenerlos sometidos.

Sin embargo, con el hecho de atrasarse en el pago un solo día, los comerciantes corren el riesgo de ser víctimas de la violencia, pues para exigir este dinero, dichos sujetos cuentan con un grupo de sujetos armados que son los ‘cobradores’, situación que en algunos casos, han acabado con la vida del deudor o la destrucción de su negocio.

Fuente: PorEsto

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.