Playa del Carmen, Q. Roo.-  El hotel Grand Coral Beach Club una vez más realizó trabajos que perjudican y dañan la naturaleza, ya que sin permiso removió vegetación en la zona norte de Punta Esmeralda, por lo que autoridades del Ayuntamiento de esta ciudad procedieron a colocar un sello en donde queda clausurado de forma precautoria dicha obra, sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no han hecho lo correspondiente para frenar definitivamente las acciones de dicho hotel, las cuales van en contra de la preservación del medio ambiente.

Después de haberse detectado en días recientes que un grupo de personas estaban cortando plantas como la uva de mar, que forman parte de la vegetación de la región, el Ayuntamiento a través de la Dirección de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente procedió de forma inmediata a clausurar esos trabajos, colocando un sello y una cinta amarilla, quedando acordonada el área afectada.

Cabe destacar que años atrás el hotel Grand Coral cometió acciones en contra del medio ambiente, ya que destruyó y afectó un área de 8 mil 348.639 metros cuadrados de vegetación de distintas especies de manglar, entre las que se encontraba el mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle blanco (Langucularia racemosa) y mangle botoncillo (Conocarpus erectus), todas enlistadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de especies amenazadas, además fue denunciado por rellenar zonas de mangle.

Este hotel que se ha catalogado como un depredador del medio ambiente y no ha sido sancionado como corresponde, por parte de las autoridades ambientales, ya que desde el 2010 ha venido cometiendo irregularidades y violando el reglamento que protege los recursos naturales.

A lo anterior, personas que vieron cuando un grupo de hombres estaban retirando vegetación frente al mar ubicado en una zona de la popular playa de Punta Esmeralda, dijeron que inspectores de la Dirección de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, detectaron el momento en el que se estaba cometiendo el retiro de vegetación sembrada en la duna costera, la cual fue cortada con machete.

Por lo que dicha dependencia procedió a la clausura y prepara una denuncia por escrito ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
Asimismo, a unos 50 metros de la zona clausurada, se encuentra una manta por parte de la Profepa, en donde indica que está clausurada la colocación de cuatro estructuras de madera que desde el 2017 habían sido instaladas.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *