Los doctores eran como los maestros personas en las que la comunidad confiaba ciegamente, eran autoridades poco cuestionadas y muy influyentes entre la población a la cual servían, hoy hasta esto se a desvirtuado.
A raíz de ese medico que fue acusado de abusos deshonestos por una paciente, he escuchado aterradores relatos de hoy gente como yo adulta que sufrió en manos de galenos, psicólogos, situaciones como la que vivió esa mujer que, -mis respetos para ella-, se atrevió a DENUNCIAR.
El galeno seguramente no ha sido despedido ni se le sigue un proceso administrativo por parte de la institución en la que laboraba si a caso eso se da es cuando la autoridad ministerial determine si es culpable o no.
En los gremios de mujeres he escuchado insistentemente que es valioso denunciar, aun cuando sepamos que difícilmente se nos hará justicia, y estoy de acuerdo por lo menos que nuestras denuncias sirvan para incrementar las estadísticas y estas sean mas reales con nuestra realidad, porque si no denunciamos no se suman a lo que contabiliza el Inegi por ejemplo.
Pero otro asunto igual de lamentable es que se da con los médicos que laboran en comunidades rurales que pese al incentivo económico- E4 concpeto de arraigo-, que se les proporciona, no se quedan como estipula la ley en sus comunidades, ahí esta el medico de UCUM, el Centro de Salud de Chacchoben, donde la gente dice que horas tiene que esperar bajo los rayos del sol hasta que lleguen a abrirlo.
Y es que muchos médicos mas que en su labor humanitaria que deben realizar están pensando en los pesos que les debe caer diariamente, es por ello que prefieren trabajar en las zonas urbanas como Chetumal, Cancún, Playa no en las comunidades de cada municipio.
Recuerdo aquella frase de un mandatario; “Queremos incentivar a los médicos para que vayan a las zonas rurales, alejadas y en la frontera a atender a nuestros compatriotas”, y se les dio un poco mas de salario…y todo para que, si el problema sigue estando igual.
Es un alivio saber que ya pronto egresaran médicos en la entidad -UQROO-,porque en México hay 1.9 médicos por cada mil habitantes, un índice por debajo de los estándares marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que establecen que debe haber 2.9 para atender bien a la población, es decir, hacen falta 118 mil galenos.
La estadística también establece que México tiene 1.2 especialistas por cada mil habitantes (alrededor de 85 mil), cuando lo sugerido por los estándares internacionales es 1.78, por lo que hacen falta alrededor de 68 mil expertos, principalmente en áreas como oncología, geriatría, nefrología, endocrinología, pediatría y obstetricia por las necesidades de la dinámica poblacional, según los análisis de la UNAM, informa Milenio.
El Inegi precisa en datos que se tienen 343 mil con esa formación profesional, de los cuales 82.4 por ciento (283 mil) forma parte de la población económicamente activa que labora en los sistemas de seguridad social, como el IMSS y el Issste, así como en el sector privado.
Urgen oncólogos
El Instituto Nacional de Cancerología (Incan), y sus autoridades han manifestado que en México hay mil 200 oncólogos, cuando los estándares internacionales refieren que debe haber 30 por ciento más.
“La situación es alarmante si se toma en cuenta que la proyección en los próximos seis años establece que se pasará de 150 mil diagnósticos anuales (de cáncer) a más de 350 mil”, opinó el especialista.
Referente a la oncología pediátrica, de los mil 200 solo 95 están certificados para atender a los niños. Además, hay menos de 50 hematólogos pediatras, una cifra muy baja si se considera que el cáncer más común en ese grupo de edad es la leucemia.
Una de las razones de la falta de expertos que traten el cáncer en sus diversas subespecialidades, y es que de 125 escuelas de medicina en México, solo 10 imparten la materia de oncología como tema básico en su plan de estudios.
En el país se imparten 46 especialidades, sin considerar las subespecialidades. Una de las razones del déficit es que tres de cada 10 que realizan el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (Enarm) logran capacitarse en una de las ramas que ofrece el sector público, informó Pelayo Vilar Puig, jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM.
El elevado número de rechazos se debe, entre varias razones, a la saturación en especialidades que no son tan necesarias, como cirugía, que se centra básicamente en la estética. “Optan por la (cirugía) de embellecimiento porque ganan más dinero, en cambio, una reconstrucción de rostro por afectación de cáncer requiere muchas horas de capacitación y de tiempo”, comentó Kuauhyama Luna Ortiz, cirujano oncólogo del Incan.
Otros problemas
El presupuesto para la salud creció 81.7 por ciento de 2000 a 2008 y se cuenta aproximadamente con 461 mil 510 millones de pesos; no obstante, la OCDE establece que México invierte en este rubro alrededor de 6.2 % del PIB, lo cual lo posiciona en el penúltimo lugar de América Latina, muy por debajo de Uruguay (10.9 %), Argentina (9.5 %), Brasil (7.6 %) y Chile (7 %).
Otro problema para brindar mejor atención médica es que 44.1 por ciento de los galenos se concentra en cinco entidades: Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz y Nuevo León, según el Inegi.
También la infraestructura hospitalaria se centra en las principales ciudades. Esta inequidad se traduce en falta de camas, pues se registran 0.7 censables y disponibles por cada mil habitantes, mientras que en los países de la OCDE el promedio es de 3.8.
Onofre Muñoz, coordinador del informe “Propuesta de un Sistema Nacional de Servicios de Salud. Componente de salud de una propuesta de Seguridad Social Universal”, explicó que para erradicar esta desigualdad se tendrían que construir en zonas rurales 671 unidades médicas, 286 en poblaciones de 2 mil a 2 mil 500 habitantes y 385 clínicas de primer nivel en localidades de 2 mil 500 a 5 mil habitantes.
Ante todo esta situación se pudiera justificar la falta de médicos en las comunidades rurales lo que continúan poniendo en riesgo la salud de los habitantes, lo que no se justifica es que los médicos contratados no respeten sus horarios de trabajo y permanencia.

Muchas veces se ha constato que los Centros de salud por lo regular se mantienen cerrados por que los doctores no se mantiene los fines de semana, atendiendo a las personas que realmente los necesitan de sus servicios médicos.
Datos:
Tres importantes retos a los que se enfrenta el profesionista de la medicina en la actualidad: “Uno de los retos más grandes es el cambio que se está dando en la percepción de lo que hace el médico; actualmente con las nuevas reformas a las leyes del trabajo y de seguridad social, con el salario tan bajo que en algunas instituciones reciben, y de otros, el monto tan alto con el que quieren ser pagados; los servicios médicos están tasando al médico muy debajo, los gastos que se dan a la salud son menores y están siendo controlados por las aseguradoras”.
Finalmente, otro de los retos importantes, está relacionado al desarrollo científico y tecnológico: “como médicos deben que estar capacitados para estar en continuo aprendizaje, la ciencia nos lo está exigiendo por el desarrollo que hay, y tenemos que estarlo aprovechando. Es un reto el que el médico tiene que estar en continuo aprendizaje, y a saber cómo manejar las nuevas tecnologías. Y un tercer reto también de relevancia en el médico, es hacer su viraje de ser completamente existencial, a ser quienes produzcamos el conocimiento a través de la investigación y además que seamos capaces de aprovechar el conocimiento que estamos generando”

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *