Un mes después de su enlace con Brad Falchuk, la actriz ha compartido medio centenar de fotos de un enlace que duró dos días y al que asistieron Cameron Diaz o Steven Spielberg.

El sábado 29 de septiembre, Gwyneth Paltrow y Brad Falchuk se casaban en una boda que, si no era secreta porque medio mundo supo de su existencia, sí que fue blindada. Ni una imagen, ni un solo detalle se filtró de la ceremonia que tuvo lugar en la casa de los Hamptons (a dos horas de Manhattan) de la actriz. Solo se sabía que Paltrow, de 46 años, y Falchuk, de 47, habían invitado a apenas un centenar de personas entre las que estaban el actor y guionista Jerry Seinfeld; el director de cine Steven Spielberg y su mujer, la actriz Kate Capshaw; la actriz Cameron Diaz y su marido, el productor y DJ Benji Madden; o el actor Robert Downey Jr y su mujer, la productora Susan Downey.

Lo único que se conoció entonces fueron las alianzas, que Paltrow mostró en su cuenta de Instagram. Hasta hoy. Más de un mes después, la ganadora del Oscar por Shakespeare Enamorado ha colgado una imagen en su perfil en la misma red social (donde tiene más de 4,7 millones de seguidores) en la que se ve por primera vez a los novios durante el enlace, sonrientes y entre pétalos de flores. Además, Paltrow ha subido otro medio centenar de fotos a la página Goop. “Me ha llevado un minuto conseguir juntarlas, pero por fin, para aquellos que las habéis pedido, un pequeño vistazo al mejor día de nuestras vidas”, ha escrito Paltrow junto a la fotografía.

En las imágenes se aprecia el vestido blanco de encaje, firmado por la firma italiana Valentino (uno de los mejores amigos de la actriz) que llevó Paltrow durante el enlace, pero también el mono blanco de pantalón corto con capa diseñado por su también amiga Stella McCartney que usó para la fiesta posterior.

Apple Martin, hija de ella (fruto de su relación con el vocalista de Coldplay Chris Martin, que no asistió al enlace), e Isabella Falchuk, hija de él, vistieron iguales, con trajes largos de tul blanco de Monique L’huillier. El novio y sus padrinos (Moses Martin, hijo de ella, y Brody Falchuk, de él) llevaron trajes de Tom Ford. La cena la sirvieron los chefs Francis Mallmann, argentino que se encargó de un gran asado para la cena de ensayo, anterior a la boda; y Mario Carbone, en cuyo restaurante tuvieron su primera cita los novios, que se encargó de la cena del día de la boda. Robert Downey Jr., compañero de la saga de películas IronMan, dio un discurso durante la celebración.

“El 29 de septiembre fue un brillante día de otoño en Nueva York, soleado y frío con el aire limpio”, detalla el texto colgado en Goop. “En otras palabras, los dioses se aliaron para el día de la boda de Gwyneth Paltrow. Setenta invitados llegaron hasta Amangansett para ser testigos y alzar sus copas por Gwyneth y por el novio, Brad Falchuk. La juerga empezó la noche de antes con la cena de ensayo, donde los invitados cenaron al aire libre bajo un toldo de luces. Y para el gran día: tiempo perfecto, una cena superlativa, un baile para no olvidar y un vestido que desafía los adjetivos. Horas después, cuando se marchó el último invitado y se retiró la última copa de champán, el día acabó como había comenzado: con belleza, amor y gente muy feliz”.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *