240315934b1c6aamedMexico, DF .- El Consejo Mundial de Boxeo (CMB) rindió hoy homenaje al luchador Pedro Aguayo Ramírez, mejor conocido como el “Hijo del Perro Aguayo”, quien murió el fin de semana pocas horas después de recibir golpes en una contienda en Tijuana.

El CMB, con sede en Ciudad de México, tocó diez veces una campana en señal de duelo, un día después de que los restos del profesional de la lucha libre fueran cremados en la ciudad de Guadalajara, en el noroeste de México.

“Lamento mucho la muerte de ‘Perro Aguayo Jr'”, dijo Mauricio Sulaimán, el presidente del CMB. “Es una llamada de atención para todos los que estamos trabajando en el deporte y en la prevención de lesiones y no para encontrar culpables”.

El homenaje tuvo lugar en el auditorio del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros, en donde el CMB y la Universidad Autónoma de Sinaloa firmaron un convenio de colaboración en materia deportiva.

Aguayo Ramírez murió después de recibir una patada durante un combate por parejas en Tijuana. Tenía 35 años.

La patada voladora de “Rey Mysterio Jr” lanzó a Aguayo Ramírez contra las cuerdas. El luchador quedó con los brazos colgando, la mirada ida y sin moverse, pero el combate siguió sin que el árbitro o los otros tres luchadores pararan.

Los contendientes se percataron de la gravedad de la lesión cuando la lucha había terminado con la victoria de la pareja rival la noche del viernes.

Entonces, algunos paramédicos intentaron reanimar al luchador y lo trasladaron de inmediato a un hospital de Tijuana, donde fue declarado muerto en las primeras horas del sábado con tres vértebras cervicales fracturadas y lesiones en la médula espinal.

La muerte de Aguayo Ramírez generó críticas en México por las fallas en los protocolos de seguridad y la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California realiza una investigación.

SIPSE

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *