El intérprete, conocido por sus papeles en comedias románticas como «Notting Hill», «Cuatro bodas y un funeral», «El diario de Bridget Jones» y «Love Actually», deja atrás los roles que le catapultaron en «A True Love Story». «Ese pájaro ha volado ya»

Conseguir hacerse famoso gracias a un papel o rol determinado no es algo sencillo, aunque mucho más difícil es conseguir deshacerse de él en el futuro. Así, los espectadores siempre recordarán a Ricardo Gómez como el Carlos Alcántara de «Cuéntame», de la misma manera que Macaulay Culkin será siempre el niño de «Solo en casa». Daniel Radcliffe nunca dejará de ser «Harry Potter», ni Luke Perry podrá dejar atrás al Dylan de «Sensación de vivir», a pesar de sus papeles en «El quinto elemento» y más recientemente, en la serie «Riverdale».

Hay otros intérpretes que no están encasillados como un personaje en concreto, pero sí dentro de un rol determinado. Una película de Jason Statham, Jackie Chan o Dwayne Johnson siempre será sinónimo de acción, persecuciones y peleas… de la misma manera que ir a ver a Ben Stiller, Owen Wilson, Jennifer Aniston, Adam Sandler, Whoopi Goldberg, Will Ferrell, Kristen Wiig, Bill Murray, Jack Black, Melissa McCarthy, Will Smith o Zach Galifianakis, entre otros, supondrá acudir a una sala de cine dispuesto a reír.

Y en esa élite de intérpretes encasillados en un tipo de papel, destaca Hugh Grant, el mujeriego por excelencia de Hollywood. Las comedias románticas más importantes de los últimos 25 años en la industria tienen su nombre grabado a fuego con letras de oro. «Cuatro bodas y un funeral» –que le valió su único premio Bafta a Mejor Actor–, «Mickey ojos azules», «Notting Hill», «Un niño grande», «El diario de Bridget Jones» –y su segunda parte–, «American Dreamz», «Love Actually», «¿Qué fue de los Morgan?»… la carrera de Grant está repleta de este tipo de títulos, que hacen del intérprete británico el rey de este género.

Así lo recalcan cineastas como el francés Éric Lavaine, director de la reciente «Historias de una indecisa», que en declaraciones a ABC señaló que su película, otra comedia romántica, era perfecta para el intérprete. «Si hubiera podido contar con un Hugh Grant un poco más joven, hubiera sido fantástico. Es un actor fantástico», recalcó sobre el intérprete. La serie española de televisión «Qué vida más triste», protagonizada por Borja Pérez y Joseba Caballero y que emitía La Sexta, también bromeó sobre Grant y su consagración en comedias románticas.

Su deseo de desmarcarse

Sin embargo, lo cierto es que el actor, de 57 años, se viene desmarcando en los últimos años de los papeles que le lanzaron al estrellato. Así lo demuestra en su último trabajo, la miniserie de la BBC «A Very English Scandal», centrada en la historia real del diputado británico Jeremy Thorpe, líder del Partido Liberal en los años sesenta y setenta, que se vio salpicado por un escándalo de gran magnitud al destaparse que vivía un romance con el modelo Norman Scott, que posteriormente fue asesinado.

En la serie, que se puede ver a través de Amazon Prime Video, Grant interpreta a Thorpe. El primer episodio se lanzó el pasado domingo 20 de mayo, mientras que el tercero y último saldrá el próximo domingo. Ben Whishaw (protagonista de la macabra «El perfume: Historia de un asesino») interpreta a su amor furtivo en esta ficción, que nada tiene que ver con «Love Actually», «Notting Hill» y «El Diario de Bridget Jones».

El intérprete, que curiosamente se casó hace solo unos días con la productora de televisión sueca Anna Eberstein, espera así desmarcarse de su rol como galán y mujeriego en su nueva etapa. «Ese pájaro ha volado ya», espetó en una entrevista con «Radio Times», preguntado por si volvería a interpretar los papeles que le encumbraron hace años. De momento, en «A Very English Scandal» da buena cuenta de que quiere desmarcarse de ellos.

Fuente: abc

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *