img_1449033542_cb30d9f71d59bb9a2a67Urge el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a “afrontar ahora” la amenaza global del cambio climático / Entra la cumbre sobre el clima en el laberinto de las retóricas, forcejeos, desacuerdos y demagogias / Cámara baja bloquea normas contra emisión de carbono; Obama promete veto.

París, Francia.- El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este martes ser optimista respecto al éxito de la conferencia del clima de París (COP21), al tiempo que calificó la lucha contra el calentamiento global de imperativo para la economía y la seguridad.

Si el calentamiento global continúa, “entonces tendremos que dedicar, en poco tiempo, cada vez mayores recursos económicos y militares (…) para adaptarnos a las consecuencias de un planeta que cambia”, dijo Obama, quien urgió a “afrontar ahora” la amenaza global del cambio climático.

Obama precisó también la posición estadounidense sobre el carácter vinculante (obligatorio) del futuro acuerdo.

“Los procedimientos, que aseguran la transparencia y revisiones regulares [de los compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero] (…) deben ser legalmente vinculantes”, declaró.

Estados Unidos, pero también muchos países como China, estiman que los objetivos en cifras que cada país se fijó no deben formar parte de los elementos legalmente vinculantes del acuerdo.

Estados Unidos se fijó la reducción de entre un 26% y un 28% de las emisiones de gases de efecto invernadero entre 2005 y 2025.

En París, “buscamos un acuerdo que garantice que los países en vías de desarrollo dispongan de los recursos necesarios para evitar un desarrollo sucio (…) y que las naciones más vulnerables al cambio climático tengan los recursos para adaptarse”, dijo.

La comunidad internacional, reunida en París para una conferencia crucial sobre el clima, se fijó como objetivo limitar el calentamiento a 2º C con relación a la era preindustrial y debe ahora ponerse de acuerdo sobre las modalidades para lograrlo. Desde 1850, la temperatura de la Tierra ya aumentó más de 1ºC.

Bloqueo en cámara baja

La Cámara de Representantes estadounidense, de mayoría republicana, votó este martes la anulación de nuevas normas anti-carbono del gobierno de Barack Obama, una decisión simbólica, puesto que el presidente anunció que la vetará.

La votación había sido planificada para que coincidiera con la COP-21, la cumbre sobre cambio climático de París.

El “Clean Power Plan” de la administración Obama, finalizado en agosto, busca reducir de aquí a 2030 las emisiones estadounidenses en un 32% con respecto a los niveles de 2005, y concede flexibilidad a los Estados para alcanzar este objetivo.

Además, en otra votación, la Cámara de Representes anuló, por 235 votos contra 188, una normativa referida a las emisiones de CO2 procedentes de las futuras centrales.

La mayoría republicana quiso realizar esta votación durante la COP21 “para que el mundo sepa que en Estados Unidos existe un desacuerdo sobre el abuso de poder extremo del presidente”, explicó el republicano Ed Whitfield, representante de Kentucky, uno de losestados en los que aún se explotan minas de carbón.

Obstáculos y forcejeos

Representantes de 195 países entraron de lleno este martes en la negociación de un acuerdo de lucha contra el cambio climático, con un borrador plagado de obstáculos y forcejeos entre países ricos y en vías de desarrollo.

“Pido a las delegaciones hacer gala de creatividad y flexibilidad”, declaró este martes el canciller francés, Laurent Fabius, que preside las negociaciones en Le Bourget, en las afueras de París.

Para que la lucha contra el calentamiento del planeta tenga éxito, advierten los científicos, el texto de París debe contener compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, y de transición energética, de fuentes de energía fósiles a renovables, de aquí a mediados de siglo.

Queda pendiente definir qué partes de este acuerdo, que debe ser aprobado unánimemente, son jurídicamente vinculantes, un tema que puede hacer naufragar todo el intento.

Un total de 183 países han anunciado planes para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (INDC), los responsables del aumento de la temperatura del planeta.

Nicaragua anunció que rechaza unirse a esta lista, porque considera que la culpa del problema es de los países desarrollados.

Venezuela es otro de los países que no ha presentado su INDC. En tanto Perú, que presidió las negociaciones hasta esta semana, se mostró confiado en el sistema actual.

Ricos generan la mitad del CO2 mundial

El 10% de la población más rica genera la mitad de las emisiones de combustibles fósiles causantes del calentamiento global, mientras que la mitad más pobre contribuye en un 10%, indicó el miércoles un informe. La organización de lucha contra la pobreza Oxfam publicó estos datos cuando los negociadores de 195 países discuten un acuerdo para intentar frenar el calentamiento global.

La disputa de cómo repartir la responsabilidad de reducir las misiones de gases de efecto invernadero y de ayudar a los países más vulnerables climáticamente se encuentran entre los temas espinosos de los 25 años de negociaciones sobre clima en Naciones Unidas.

Escenario catastrófico

“Hemos identificado otra consecuencia posible del cambio climático que puede ser potencialmente más peligrosa que todas las demás”, explicaron dos investigadores de la universidad británica de Leicester en un estudio publicado en el Bulletin of Mathematical Biology.

Gracias a un modelo matemático, los autores estiman que un calentamiento global de 6º C con relación a la era preindustrial podría detener la producción de oxígeno del fitoplancton, los organismos vegetales que viven en suspensión en el agua y que suministran dos tercios del oxígeno presente en la atmósfera.

“Eso significaría una desaparición del oxígeno del agua pero también del aire”, concluye el equipo.

Fuente: POR ESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *