Playa del Carmen, Solidaridad.- Incesante el trasiego vía marítima de toneladas de cocaína colombiana de los cárteles del narcotráfico en los litorales de la Riviera Maya, situación que queda en evidencia con el recale de un “ladrillo” del alcaloide en playas del emblemático parque Xcaret al sur de esta ciudad, la cual se encuentra inmerso en una narco-violenta disputa entre grupos delincuenciales que buscan su control que acumula 37 ejecutados en este 2019, un nuevo récord de sangre en los 26 años de historia de este municipio que gobierna la alcaldesa Laura Beristain del partido Morena.

En el trascurso de la mañana, trabajadores del parque Xcaret que realizaban la limpieza de la playa detectaron una bolsa de color negro y creyendo que se trataba de basura salida del mar, intentaron levantarlo y fue cuando se percataron de que al interior se encontraba otra bolsa de polietileno en forma de ladrillo con una sustancia en color blanco, un típico embalaje utilizado por los cárteles del narcotráfico para proteger la cocaína que transportan en lanchas rápidas desde Colombia hasta la Riviera Maya para después mandarlo en tráileres a los Estados Unidos.

La administración del parque Xcaret dio parte a las autoridades municipales del hallazgo del ladrillo de cocaína con un peso estimado de un kilo, por la que, la Policía Municipal acudió como primer respondiente y posteriormente se apersonaron los elementos de la Semar, quienes realizaron el levantamiento del paquete, el cual tenía en uno de sus lados una etiqueta con la leyenda diamante y medía aproximadamente 20 centímetros de largo por 15 centímetros de ancho por 10 centímetros de profundidad.

El tabique de cocaína pura que forman parte de algún cargamento de entre una tonelada y media y dos toneladas recepcionado por grupos criminales locales, actividad que realizan los cárteles del narcotráfico desde hace más de dos décadas, fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) para las investigaciones y detener a los responsables; sin embargo, ni la llegada de Morena a la presidencia de la República, puso fin a la indiferencia cómplice de la FGR y la muestra son los recales que han ocurrido después del primero de diciembre de 2018 y el recrudecimiento de la narco-violencia no solo en Quintana Roo sino en el país.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.