Al menos son cinco, las empresas que han sido inhabilitadas por fraude cibernético, a raíz de la denuncia colectiva que interpuso la Secretaría de Turismo Estatal ante la Fiscalía General de la República (FGR), así lo informó Marisol Vanegas, titular de la dependencia, quien indicó que en las investigaciones que se han realizado se han identificado al menos 180 casos de fraude cibernético que han vendido servicios turísticos por más de cuatro mil millones de pesos.

En días pasados, durante la firma del convenio de colaboración entre la Secretaría de Seguridad Pública y la Sedetur, Marisol Vanegas, titular de la dependencia estatal detalló que este tipo de fraude se registra en la venta de servicios turísticos en Internet, con empresas que están ubicadas en varias partes de la república y que venden servicios que cuando llega el turista a Quintana Roo y quieren hospedarse resulta que no es válido, así como el tours de las excursiones.

Estos casos fueron investigados y se lograron identificar a varias empresas que incluso tenían diferentes direcciones y razones sociales, pero que eran las mismas y tenían el mayor número de reportes, por lo que se buscó a los afectados y se logró conjuntar un promedio de 18 expedientes completos con documentos de prueba de los fraudes y se procedió a la denuncia directa colectiva de la Secretaría de Turismo Estatal ante la FGR.

Este expediente va muy avanzado y hasta el momento se han logrado inhabilitar al menos cinco empresas.

Estas empresas adquieren varios nombres y se ofertan en Internet simplemente diciendo viajes a Cancún o a otros destinos del país, por lo que se procedió a la denuncia en un hecho sin precedente para frenar este tipo de fraude.

Si bien, refirió que todavía en muchas de las leyes en México no se contempla el fraude cibernético, se ha logrado proceder y comprobar este tipo de hechos y se estará dando continuidad, pues no sólo afecta a Quintana Roo sino a muchos destinos del país y del mundo.

Y es que se trata de empresas globales que operan en todas partes del mundo y durante todo el año. Se mueven cada 15 días en un destino diferente y trabajan con bases de datos compradas de manera ilegal, siendo difíciles de rastrear.

En cuanto a las acciones que se siguen, indicó que hay un mecanismo nacional donde se anuncian las agencias de viajes con AMAV que se buscará replicar para que el turista verifique si la compra que está realizando es real.

En el caso de la Sedetur, detalló que ya opera un área específica que contesta más de 170 llamadas diarias que recibe dudas y preguntas del turista que está a punto de comprar un hotel o un servicio. Es a través de quejas que está todo el día contestando llamadas y clarificándole al comprador si es segura su compra o se tienen dudas, pues muchas de estas compras incluso refieren pagos en una tienda de conveniencia.

“Nos ha tocado atender a grupos de 20 a 25 personas que buscan el apoyo cuando resultados estafadas y aunque algunas empresas sí apoyan, hay otras que finalmente no ofrecen el servicio si no han recibido un pago”, dijo.

Esta es la primera denuncia colectiva que se hace a nivel nacional y se confía en que se replique en todas partes del país, pues es importante ponerle freno a esto.

Fuente: PORESTO

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.