Chetumal, Q. Roo.- En avenidas principales de la capital, como la Benito Juárez, están resurgiendo desfondes, por lo que el problema de las vialidades sigue en aumento.

img_1448439848_10fd1745e4ed52fd210dSin duda, una de las vialidades más transitadas de Chetumal es la avenida Benito Juárez, misma que parte desde cerca del Palacio de Gobierno, pasando por sucursales bancarias, negocios de la zona centro y llega hasta la avenida Insurgentes, siendo la vía de acceso a diversas colonias del norte de la ciudad.

El tramo de esta vía en la parte baja es uno de los más irregulares, donde hay una mayor incidencia de desfondes, los cuales año con año son tapados, pero vuelven a aparecer. De esta forma, en uno de los cruces más importantes de la avenida Benito Juárez, como lo es el de la avenida Lázaro Cárdenas normalmente la superficie del pavimento cede, convirtiéndose en un peligro para los automovilistas. En el siguiente cruce, que es con la avenida Plutarco Elías Calles se repite esta situación de desfondes que resurgen cada determinado tiempo, lo que causa malestar a los automovilistas.

En tanto sigue creciendo este problema, será presentada ante el Cabildo una iniciativa para que el Ayuntamiento de Othón P. Blanco adquiera un seguro de responsabilidad civil, el cual permita reparar los daños que sufran automovilistas o motociclistas por el mal estado de vías principales de la ciudad, como avenidas, calzadas y calles primordiales.

El regidor Fernando Zelaya explicó que, “es una figura que ya está implementada en el Distrito Federal, y considero que es urgente que también se instaure en nuestro municipio, pues el mal estado de las calles, los desfondes y baches son un peligro para todos los ciudadanos, pero que también ocasionan daños que van desde los 200 pesos por una llanta, hasta los 4 mil pesos por ejes, suspensiones y amortiguadores rotos por caer en los baches, sobre todo en temporada de lluvias cuando son prácticamente invisibles”.

img_1448439837_c6bb504744216704f208En caso de aprobarse, los ciudadanos que fueran afectados por estos desfondes tendrían que presentar una denuncia ante el Juzgado Cívico o Ministerio Público más cercano al accidente. Tendrían que llevar el auto para que los peritos valoren el daño y emitan un dictamen certificado. Éste deberá ser favorable al ciudadano para que proceda la indemnización.

Asimismo, los papeles del vehículo deben estar en regla, y a nombre del conductor que tuvo el percance. No se hará efectivo si el mismo condujo a exceso de velocidad, en estado de ebriedad o por influjo de algún estupefaciente.

Finalmente, el regidor Fernando Zelaya comentó que en la actualidad el 30 por ciento de las calles de Chetumal se encuentran en mal estado, por lo que obligar al Ayuntamiento a que pague los daños será una manera no sólo de ayudar a la economía del ciudadano, sino también para exigir que las autoridades correspondientes realicen su trabajo de pavimentación de calles de manera realmente efectiva, a fin de evitar más siniestros.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *