De manera directa e indirecta, la gran mayoría de los crímenes que han estado desestabilizando la seguridad de Tulum han provenido de las franjas de invasión, que fungen como principal lugar de refugio de peligrosos delincuentes.

Las 24 ejecuciones ya consumadas orquestadas por la delincuencia organizada han tenido relación, toda vez que los sicarios han utilizado estos asentamientos irregulares para resguardarse tras perpetrar los ataques.

Asimismo, testimonios de personas que han sido testigos de las balaceras han relatado haber visto que los gatilleros se adentraban en las zonas más escabrosas de las invasiones para refugiarse sin que hayan sido detenidos por las autoridades.

Los habitantes y hasta turistas han vivido la mala experiencia de haber visto de cerca las ejecuciones, pero por la falta de la presencia policíaca y propiamente por la carencia de alumbrado público, los delincuentes han tenido el tiempo suficiente para refugiarse en las franjas invadidas.

En los últimos meses, se ha sabido que grupos como el de “Los Jesenios” han sido señalados como los responsables de haber cometido un gran número de los asesinatos, pero hasta el momento no se ha esclarecido tal información.

La población en lo general refiere que desde que los terrenos de invasión iniciaron su asentamiento irregular desde hace más de dos años, la delincuencia ha alcanzado niveles históricos nunca antes registrados en el noveno municipio.

De esa manera, la inseguridad se ha elevado sus cifras, sin embargo, ninguna autoridad ha sabido ponerle freno a esta situación que tiene amedrentada a la población de Tulum.

Es que la relación de las invasiones o más bien el control que tiene el crimen organizado de esas franjas irregulares ocasiona que mucho de los “paracaidistas” vivan un infierno en su verdadera lucha de tener un patrimonio para su familia.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *