El empresario Ismael F.C., de 41 años de edad, fue víctima de un intento de ejecución por sujetos armados que rafaguearon su lujosa camioneta al interceptarlo en el cruce de las avenidas Nichupté y Acanceh, ayer por la noche.

En medio de la lluvia de plomo que descargaron los sicarios con armas de grueso calibre AR-15 contra su camioneta para tratar de ejecutarlo, el empresario logró escapar de sus agresores dirigiéndose a toda prisa hasta la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito con la intención de salvar su vida, donde fue auxiliado por elementos de Seguridad Pública, los cuales pidieron el apoyo de una ambulancia de la Cruz Roja, la cual trasladó a la víctima al hospital privado Hospiten, ya que había recibido un disparo en la espalda.

De acuerdo a los primeros informes, la víctima quien es propietario de una empresa constructora, circulaba aproximadamente a las 22:20 horas en la avenida Acanceh a bordo de una camioneta Lobo color negro con placas de circulación SZ-61-72-D, cuando al llegar al cruce de la avenida Nichupté justo frente al Hotel Ibis, una camioneta se le emparejó y sujetos que iban a bordo comenzaron a disparar contra su unidad con armas largas.

Fueron cerca de 30 disparos los que los hombres armados descargaron contra la camioneta del empresario con la intención de ejecutarlo, sin embargo, éste no se aturdió y mientras era atacado aceleró para escapar de sus agresores.

El agraviado logró huir del lugar a toda prisa avanzado por diferentes calles de varias supermanzanas en dirección a las instalaciones de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito donde metros antes de llegar se detuvo sobre la avenida Xcaret debido a que estaba herido, rápidamente elementos de la Policía Municipal se acercaron para auxiliarlo solicitando una ambulancia de la Cruz Roja, los paramédicos le brindaron los primeros auxilios al lesionado, quien presentaba un disparo en la espalda trasladándolo al hospital privado Hospiten ubicado en la avenida Bonampak, siendo custodiada la ambulancia por dos patrullas de Seguridad Pública hasta la clínica.

Agentes ministeriales llegaron minutos después al nosocomio para interrogar al empresario sobre el ataque armado que sufrió.

El lugar donde quedó abandonada la camioneta fue acordonado por la policía municipal, quienes cerraron por completo varias calles de la Supermanzana 21 y 36 impidiendo el acceso vehicular.
Peritos criminalistas arribaron al lugar donde el empresario fue interceptado por los sicarios, donde realizaron el levantamiento de varios casquillos percutidos calibre AR-15 que quedaron regados en la vía pública.

Vecinos de la Supermanzana 16 donde se suscitó el violento hecho se acercaron para ver la fuerte movilización policíaca que se generó en el lugar, los cuales mencionaron haber escuchado cerca de 30 disparos y vieron como el agraviado logró escapar de sus agresores.

Una vez que los peritos realizaron el levantamiento de los casquillos se trasladaron al lugar donde se localizaba la camioneta para examinarla y posteriormente fue asegurada por la policía ministerial, y trasladada a los patios de la Vicefiscalía General de Justicia del Estado.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *