RÍO INDIO, COSTA MAYA.- Millonarias inversiones pierde la región Costa Maya porque no existe la infraestructura y servicios para su crecimiento y desarrollo.

Gente con proyectos náuticos, otros que pretenden edificar centros de hospedaje o complejos condominales, así como personas que tienen alto poder adquisitivo, se han interesado en la zona ubicada al norte de Majahual, entre Río Indio y El Placer, por tratarse de una tramo con bellas playas en las que se pueden encontrar diversos predios en venta.
Sin embargo, al llegar al sitio y encontrar el camino costero en pésimo estado, así como la falta de impulso del gobierno a esa zona, simplemente desalientan la inversión.
De acuerdo con empresarios y habitantes que se encuentran en este tramo costero de menos de 20 kilómetros, el camino que une a Río Indio con El Placer suma una década de abandono de las autoridades.
Atravesar este tramo tomaría unos 15 minutos en caso de estar en buenas condiciones, sin embargo, una camioneta requiere de 45 minutos por los baches, zonas dañadas y desniveles de la vialidad.
En recorrido por el sitio se constató que algunos tramos de la superficie del camino asemejan la superficie lunar, dañando las unidades motoras y demorando su recorrido.
Algunos vecinos manifestaron que recientemente el ayuntamiento, mediante el expresidente municipal Luis Torres Llanes, les manifestó que no tenía recursos pero sí maquinaria para poder reparar el camino costero.
Los propietarios estaban dispuestos a pagar el material y gasolina de las máquinas para la reparación de la vía, pero sólo llegaron algunos topógrafos a hacer mediciones, pero nunca regresaron para ejecutar el trabajo y Torres Llanes abandonó a estos pobladores.
De tal forma, una y otra vez han sido ignorados por las autoridades estatales y municipales.
Y lejos de mejorar las condiciones del camino, sólo avanza su destrucción pues durante los últimos años se han incrementado diversos tours de cuatrimotos y Jeeps que no sólo abonan al deterioro de la vía, sino que también generan mucho ruido, que resulta molesto para los que habitan en la zona y generan un impacto negativo para las especies de la vida silvestre de los alrededores.
Se trata de vehículos que prestan servicios turísticos sin placas, que explotan este camino sacando cientos de miles de pesos por semana, pero que no invierten en su reparación; de hecho, mientras en peor estado dejen el camino, resulta más divertido el trayecto porque son unidades todo terreno.
Tal ha sido el abandono de las autoridades, que la asociación de propietarios de esta zona que, representa a unas 700 familias, reunió fondos e invirtió 8 millones de pesos para dotar a la zona de energía eléctrica, lo cual era tarea de las autoridades.
10 años en el abandono
La empresaria hotelera Marcia Vales manifestó que la última vez que el camino fue reparado por el gobierno fue en 2008, tras el paso del huracán Dean que dañó la infraestructura de la región.
Explicó que en los últimos 5 años el camino ha estado en condiciones deplorables, por lo que no se recomienda a los visitantes pasar por él,
Mencionó que la situación afecta la imagen turística y por ello los propietarios de la zona tienen que estar reparando las condiciones del camino, pero se trata de acciones menores que al paso de los meses vuelven a quedar en mal estado.

Fuente: Por Esto!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *