Los actores han explicado en un texto que la decisión fue amistosa tras dos años y medio de matrimonio

Durante más de siete años fueron una de las parejas más comentadas en la prensa del corazón, un vínculo que ha llegado a su final. Se trata del matrimonio de Jennifer Aniston, para algunos la actriz más guapa de Hollywood y uno de sus rostros más afables, con el intérprete, realizador y guionista, Justin Theroux. La pareja anunció el jueves su separación de mutuo acuerdo. “Se trata de una decisión mutua y hecha con amor a finales del año pasado”, indica el comunicado difundido por la pareja “para evitar especulaciones”.

Aniston, recién cumplidos los 49, y Theroux, 46, llevaban casados dos años y medio aunque como pareja su relación comenzó en 2011, cuando ambos coincidieron en el rodaje de Wanderlust. Según la misma nota, dada a conocer por el portavoz de la actriz, el veterano Stephen Huvane, Aniston y Theroux siguen siendo “buenos amigos que han decidido seguir diferentes caminos en su vida pero que desean mantener la amistad que les une”.

La noticia responde a meses de rumores en los que se hablaba de una inminente separación. Theroux acaba de rodar en Budapest la película The Spy Who Dumped Me y pasaba más tiempo en su apartamento de Nueva York que en la mansión valorada en 21 millones de dólares que compartía la pareja en Los Ángeles. Mientras, Aniston está preparando su nuevo trabajo con Reese Witherspoon para Apple TV y acaba de concluir en Atlanta (EEUU) el rodaje de su próximo estreno, Dumplin’. Sin embargo, pese a su apretada agenda y los rumores que les rodeaban, ambos disfrutaron a finales de año de una tradición familiar que les unió a los dos con sus amigos, entre ellos Jason Bateman y su familia, en Cabo San Lucas (México) para celebrar la Noche Vieja juntos.

El comunicado también se hace eco de los continuos rumores que les han perseguido como pareja aduciendo que “lo normal” es que se separasen de manera privada, sin un anuncio. Un momento íntimo como el que consiguieron con su boda, cuando contrajeron matrimonio por sorpresa en su casa el 5 de agosto de 2015. “Pero dado que la industria del chismorreo no puede resistirse ante cualquier oportunidad de especular e inventar, hemos querido anunciar la verdad de manera directa”, explicó ahora la pareja.

Uno de esos momentos que dio que hablar fue precisamente el cumpleaños de Aniston el pasado 11 de febrero, cuando la actriz, que se dio a conocer en la serie Friends, celebró su onomástica sin la presencia de su esposo. Al cumpleaños, que celebró en su casa de Malibú, asistieron algunas de sus amigas más cercanas como Courteney Cox, Andrea Bendewald, Leigh Kilton-Smith y Kristin Hahn, pero Theroux brilló por su ausencia. Aniston también acudió sola al cumpleaños de su otra amiga Ellen DeGeneres, un festejo que también dio que hablar ante las instantáneas del beso amistoso que la intérprete le dio a Pharrell Williams.

Aniston y Theroux se conocieron en Hawái durante el rodaje de Tropic Thunder en 2008, aunque su relación no comenzó hasta años más tarde, cuando compartieron cartel en Wanderlust. Este era el primer matrimonio para Theroux, más conocido por su trabajo en la serie de televisión The Leftovers. Anteriormente mantuvo una larga relación de 14 años con la estilista Heidi Bivens que acabó en 2011. En el caso de Aniston, este es su segundo matrimonio tras estar casada durante 5 años con Brad Pitt, una relación que comenzó en 1998 y concluyó en 2005. Tras su divorcio, Aniston matuvo relaciones sentimentales con Vince Vaughn y John Mayer.

Siempre en el punto de mira de la prensa del corazón, cada movimiento de esta pareja ha sido interpretado como una nueva muestra de amor o la prueba irrefutable de que se iban a separar. Recientemente la revista People explicaba cómo el matrimonio había logrado superar las distancias impuestas por su agenda laboral. “Justin pasa tiempo solo en Nueva York”, explicaba la publicación citando fuentes anónimas cercanas a la pareja. “Y cuando él está allí, Jennifer aprovecha para ver a sus amigas y disfrutar de la vida. Cuando están juntos en Los Ángeles, es muy especial para ambos”, añadía.

De ahí que el comunicado de su separación deja claro que lo único cierto sobre su relación es lo que indican en estos párrafos difundidos el jueves a la prensa. “Cualquier otra cosa divulgada sobre nuestra relación no viene de nosotros, no es más que una ficción fabricada”, subraya la nota con dureza. “Sobre todo queremos mantener a salvo el profundo respeto y amor que nos profesamos mutuamente”, concluye el comunicado.

Fuente: elpaís

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *