SESA_VECTOR_01Bacalar, Q. Roo.- Para dar cumplimiento a las instrucciones del gobernador del estado se amplía al municipio de Bacalar la segunda jornada de eliminación de criaderos moscos para prevenir las enfermedades como el dengue, chicongunya y sica, así lo informó el jefe de la jurisdicción sanitaria número uno de la secretaria de salud, doctor Francisco Lara Uscanga, quién hoy por la mañana dio el banderazo de salida a 7  vehículos  oficiales y 9 trabajadores del área de vectores para realizar dichas tareas.

El funcionario dijo que en dicho municipio iniciaron hoy las acciones de eliminación de criaderos de moscos, bajo un registro de 4,172 casas  en  11 colonias y alrededor  de 515 hectáreas y en beneficio de 11,869 habitantes.

La mejor forma de prevenir el dengue es eliminar todos los criaderos de moscos, por ello Lara Uscanga consideró que debe ser prioridad para la población mantener limpios sus respectivas viviendas porque muchos de los recipientes donde el mosquito se cría usualmente se encuentran en cubetas con agua, llantas desaprovechadas, cascaras de huevo, corcholatas y todas aquellas vasijas inservibles.

Precisó que el propio secretario de salud, doctor Juan Ortegón Pacheco mantiene una estrecha coordinación con los Municipios sobre todo Othón P.Blanco y Bacalar que corresponde atender en materia de salud  la jurisdicción número uno y esto es con el fin de dar combate frontal a los moscos del dengue, chikungunya y sica y prevención de otras enfermedades.

Aclaró que la fumigación no es suficiente para eliminar el mosquito. La aplicación de insecticida es una medida destinada a eliminar a los moscos adultos que pueden transmitir enfermedad.

“Todos podemos hacer mucho para prevenir el dengue y la fiebre chikungunya”: Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua. Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.

Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa. Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua. Manteniendo limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada. Identificando posibles criaderos en los barrios para informar a las autoridades municipales Y colaborando con los municipios durante las tareas y facilitando el trabajo de los trabajadores municipales y de la propia secretaría de salud.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *