La preocupación se ha disparado del 7,8% de septiembre al 29% de octubre, según el barómetro del CIS.

La independencia de Cataluña se ha convertido en el segundo problema de los tres que más preocupan a los españoles: se ha disparado del 7,8% de septiembre al 29% de octubre, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que se realizó entre los días 2 y 11 de ese mes, tras la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre sobre la independencia de Cataluña. Antes de junio de este año este factor de preocupación, que se empezó a señalar en la encuesta en febrero de 2016, nunca se había colocado por encima del 2%. El primer problema señalado por los encuestados, pese a todo, sigue siendo el paro (66,2%).

Entre los ciudadanos que votaron en las últimas elecciones generales, celebradas en junio de 2016, los votantes más preocupados por la independencia de Cataluña son los del PP (38,4 %) y los de Convergència Democràtica de Catalunya (37,5%), hoy conocido como PDeCAT y que forma parte de la coalición independentista Junts Pel Sí. En tercer lugar, se sitúan los que votaron a Ciudadanos (34,1%) y a ERC (32,0%). Entre los electores menos preocupados por la independencia están los de En Comú Podem (20%), primera fuerza en Cataluña en 2016, y los del Partido Nacionalista Vasco (15%).

El desafío independentista inquieta particularmente a jubilados y pensionistas (33,3%), pero también a los directivos y altos cargos, tanto del sector público como del privado (30,4%), seguidos por los cargos medios (30,1%). Los menos preocupados son los agricultores (22,2%) y el personal administrativo, comercial y de servicios (24,2%).

La cuestión catalana preocupa más a los hombres (29%) que a las mujeres (27,4%). Por edades, es un asunto del que están más pendientes los mayores de 55 años (31,3% en el tramo de 55 a 64 años y 32,1% en los mayores de 65) y los adultos de entre 35 y 44 años: un 28,4% de estos lo sitúan como uno de los tres principales problemas, frente al 27,2% de los que tienen entre 45 y 54 años. Aunque decae unos puntos entre los más jóvenes, el interés sigue siendo alto entre ellos: 25,8% para los encuestados de entre 25 y 34 años y 26,2% entre los de 18 y 24 años.

El CIS preguntó sobre los tres problemas más importantes para los ciudadanos en los convulsos días que siguieron a la consulta ilegal del 1 de octubre. El día 3, el Rey Felipe VI compareció en un mensaje televisado a la Nación para hablar de la cuestión catalana. Una semana después, el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, declaró la independencia de Cataluña en el Parlament, pero la suspendió justo después con la intención de buscar un diálogo con el Gobierno, según declaró.

La evolución de la situación política en Cataluña ha incidido también en las opiniones de los ciudadanos preguntados por el CIS sobre el modelo de organización territorial de España. Por un lado, han aumentado desde septiembre los que optan por mantener el actual estado de autonomía en las Comunidades (39,2% frente al 36,%). Por el otro, también ha subido el porcentaje de quienes piden que se reconozca el derecho a decidir sobre la independencia de una Comunidad Autónoma (de 9,6% a 10,2%). En paralelo, han disminuido los que quieren más control del Estado central (de un 18,9% a un 17,5%).

Más preocupación por la política y los partidos

En el último año los políticos y los partidos en general nunca habían preocupado tanto a los españoles como ahora. En la última encuesta, la política se ha situado en el cuarto puesto entre los problemas más señalados (27,5%), siete puntos por encima que en septiembre, dos por debajo que hace 12 meses. En cambio el terrorismo internacional, que se había disparado tras los atentados de Barcelona de agosto, ha caído en el último mes de un 15,6% a un 3,7%.

El primero de los tres problemas que más inquietan a los españoles sigue siendo el paro, aunque la preocupación por el desempleo ha bajado tres puntos (de un 69,5 a un 66,2%) con respecto al barómetro del CIS de septiembre. En el tercer puesto está la corrupción, que inquieta a tres de cada diez ciudadanos, mientras que en septiembre preocupaba a cuatro de cada diez. La corrupción nunca había preocupado a los españoles tan poco desde febrero de 2013.

En las fechas en las que se realizó el barómetro, empezó a producirse la salida de decenas de empresas de Cataluña. El día 7 de octubre, la Audiencia Nacional citó para declarar a Josep Trapero, jefe de los Mossos, y a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, entidades independentistas, por un presunto delito de sedición relacionado con los acontecimientos del 20 de septiembre.

Ese día miles de manifestantes protestaron por la detención de 14 altos cargos de la Generalitat, acusados de preparar el referéndum, y trataron de impedir una operación de registros de la Guardia Civil en la Consellería de Economía. Sànchez y Cuixart fueron detenidos de forma provisional el día 16 de octubre.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *