El país nórdico está aplicando el método «Housing First», que ha provocado una enorme bajada en el número de sintecho.

La mendicidad continúa siendo un grave problema en muchos países. Son muchas las personas que tienen que vivir en la calle proque no disponen de los suficientes recursos como para poder tener un hogar. Esto implica unascondiciones de vida pésimas, especialmente en temporadas de frío y lluvias.

El año pasado, un informe publicado por la organización de personas sin hogar de la UE, FEANTSA, dio a conocer que Finlandia es el país de la Unión Europea con las cifras más bajas de personas sintecho. Esta disminución se debe a una medida muy audaz que el país nórdico ha adoptado y que, al parecer, está funcionando, tal como cuenta «Ladbible».

Se llama «Housing First» y consiste en ofrecer una vivienda unipersonal permanente a la persona sintecho. A cambio, aceptan visitas semanales para formación y acompañamiento social, y en caso de tener algún ingreso invierten el 30% de los mismos en el pago del alquiler. Con esto se consigue que, aparte de salir de la calle, las personas puedan reconducir sus vidas y centrarse en otros aspectos que el hecho de no tener viviendo no les permitía.

Parece simple, además, por el momento, ha resultado efectivo. Lo que se argumenta es que el hecho de tener una vivienda y tener que despreocuparse de los problemas que da ser un sintecho favorece la recuperación de los problemas de salud que muchas veces se dan por las duras condiciones de no vivir entre cuatro paredes.

La mayor parte de estos alojamientos los pagan las autoridades, cosa que no resulta barata, pues se han tenido que comprar viviendas nuevas, construir casas y reformar edificios ya existentes, pero el resultado vale la pena

Juha Kaakinen, CEO de Y-Foundation, una organización que ofrece pisos para Housing First en Finlandia, asegura: «Todo esto cuesta dinero, pero hay una amplia evidencia que demuestra que siempre es más rentable intentar acabar con la falta de vivienda en lugar de solo intentar administrarla. La inversión para acabar con la falta de vivienda siempre compensa, sin mencionar las razones humanas y éticas».

Fuente. ABC.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *