El pasado 24 de octubre, Seyni Camila Cobos Medina, 7 años de edad, jugaba con una prima en el exterior de su casa cuando fue sustraía por personas a bordo de un vehículo blanco en las céntricas calles de Chihuahua, Chihuahua. Las autoridades lanzaron la Alerta Amber y el Protocolo Alba.

La Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó que la mañana de este sábado localizaron el cuerpo sin vida de la menor, así como la detención de Juan Manuel “N”, chofer de transporte público vinculado al plagio de la infante.

El padre de la niña pide a las autoridades que sean más competentes: “ellos saben quiénes son esas personas sin corazón, que los tengan más vigilados, que vean cómo [los asesinos] desmembran a una familia”.

Ciudad de México.– El cuerpo de Camila Cobos, de 7 años de edad, fue localizado hoy sin vida. A la pequeña la asesinaron, confirmó a SinEmbargo el señor Ramón Lara, papá de la menor reportada como desaparecida desde el pasado 24 de octubre en Chihuahua.

En entrevista telefónica, el hombre señala que hoy por la mañana se enteraron por los medios de comunicación que habían localizado el cuerpo de su pequeña hija. Acudieron a la Fiscalía para pedir informes y ahí les confirmaron la versión.

El chofer del auto blanco fue detenido por el feminicidio. En su declaración presuntamente confesó el crimen, luego de que primero trató de inculpar a otras personas.

La primera versión del detenido, según le indicaron al padre de la menor, es que aseguraba que unas personas lo amagaron para llevarse a la niña; sin embargo cayó en contradicciones y después, supuestamente, confesó.

Ramón Lara, padre de la niña, pide justicia para su pequeña hija y llama a las autoridades a que sean más competentes.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua informó que este sábado detuvo a Juan Manuel “N” por su presunta participación en la desaparición de Camila el pasado 24 de octubre, por lo que será presentado en las próximas horas ante un juez de control con el objetivo de determinar su situación jurídica.

Asimismo, una representante de la dependencia detalló que se pudo establecer su participación en la privación de la libertad de la niña después de realizar varios interrogatorios y al identificar que había contradicciones en sus manifestaciones.

Además, la Fiscalía dio a conocer que alrededor de las 4:00 horas de este sábado, policías ministeriales desplegaron un operativo, el cual arrojó como resultado el hallazgo del cuerpo sin vida de Camila.

LA DESAPARICIÓN DE CAMILA

Seyni Camila Cobos Medina, 7 años de edad, jugaba con una prima en el exterior de su casa cuando fue sustraía por personas a bordo de un vehículo blanco en las céntricas calles de Chihuahua, Chihuahua. Las autoridades lanzaron la Alerta Amber y el Protocolo Alba. Se presumió que a la menor se la llevaron a otra ciudad dentro de ese mismo estado.

Familiares y amigos lanzaron un clamor de ayuda a la ciudadanía y autoridades para localizar a la pequeña Camila.

Adrián Rubén Lara Cobos, uno de los hermanos mayores de la niña, confirmó que Camila jugaba con una pariente en la calle Independencia, cerca de la zona centro de la Ciudad, cuando fue plagiada.

El señor Ramón Lara, padre de Camila, detalló que la desaparición ocurrió alrededor de las 17:20 horas.

La mamá, según comentó el hombre, estaba en el interior de la vivienda atendiendo a un hermanito menor, después salió a buscar a las niñas para meterlas a la casa y es cuando se dio cuenta que Camilia ya no estaba.

Durante la misma tarde, luego de los acontecimientos, la madre y familiares llamaron de inmediato a las autoridades para reportar el delito. Elementos de la Policía Municipal y agentes acudieron para levar el reporte.

El padre de Camila lanzó un llamado a la sociedad para que apoyen con la búsqueda y apeló, a sus captores a quienes pidió que la regresen: “pedirles a la gente que la sustrajeron que nos la devuelvan. No tienen por qué hacerle ningún daño, ni mucho menos lesionarla o algo así porque ella es una criaturita”, reina el padre.

Camila cursaba el segu ndo grado de primaria, “a ella le gusta mucho su escuela”, comparte el padre. La niña mide 1.20, es de tez blanca y cabello lacio castaño claro. Al momento en que fue robada vestía playera azul marino con dibujo de cenicienta, maya azul marino, y zapatos azul con blanco y con flores.

Fuente: Sin Embargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *