Ciudad de México.- Han pasado 18 años desde el estreno de La pasión según Tito y su creador honrará el tiempo transcurrido con una función de gala a llevarse a cabo en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, en el Centro Histórico, el viernes 24 de abril, a las 20:30 horas.

Son casi dos décadas de presentarse “con todo respeto” en tiempos de la Cuaresma, para expandir las posibilidades del teatro religioso y analizar con ojo agudo la realidad mexicana, que en esta ocasión estará representada por un nuevo sketch titulado “Yisus echa a los mercaderes del templo”.

Lo que Vasconcelos define como pretexto para tratar temas relacionados con la coyuntura política y social, pero con divertimento musical, improvisación y mucho humor, donde los políticos nuestros en tiempos de elecciones (también nuestras) constituyen la materia prima de un artista que admite sentirse “desolado” ante la circunstancia.

No sabe qué va a hacer, ni a quién va a votar. Las opciones son múltiples y todas parecidas y en todo caso, el que podría ser considerado uno de los máximos representantes del cabaret social en nuestro país, espera que la reflexión derivada de su espectáculo ayude a reflexionar y a encaminarse hacia un “voto razonado”.

Del texto para el cabaret creado e interpretado por Tito Vasconcelos, “Misterio Bufo”, de Darío Fo, queda el perfume y la intención. La pasión según Tito es la revisión constante de paradigmas propios y la asimilación de la realidad que le toca vivir, pasada por el tamiz del arte y la expresión provocadora.

Para esta función especial se contará con la participación en escena de María Renée Prudencio, Marisol Gasé, Ana Francis Mor y Cecilia Sotres (integrantes de la compañía Las Reinas Chulas), Las hijas de Safo, Luis Esteban Galicia, Óscar Olivier, Blanca Loaria, Alfonso Castañeda y un gran elenco encabezado por Vasconcelos.

“Aun cuando tratamos temas que podrían considerarse delicados, lo hacemos con profundo respeto a las creencias religiosas. Nuestra aproximación a las figuras centrales de La Pasión, es desde la perspectiva del pueblo que recrea a su manera, folclórica y personal, algunos pasajes en la última semana de vida del Nazareno”, dice Tito en su boletín de prensa.

La pasión de Cristo es así condimentada por los propios misterios, autos y moralidades de Vasconcelos, quien recrea acontecimientos actuales de la política mexicana.

Así, “La última cena” será contada desde la cocina de un restaurante donde se lleva a cabo y “La resurrección de Lázaro” será revisitada desde un Ministerio Público, todo en pos de nutrir la pasión cabaretera esencial. ¡Que tiemble Iztapalapa!, advierte.

Tito Vasconcelos y el cabaret de reacción inmediata que busca hablar con la voz del pueblo. Foto: Especial

–¿Cambió mucho el texto inspirador de Darío Fo en estos 18 años de representación de La pasión según Tito?

–Sí, desde los inicios del espectáculo comencé a interesarme por el teatro religioso en la Nueva España, mediante documentos donde encontré anécdotas muy divertidas y todas las prohibiciones por parte de la iglesia y del lado civil, porque las celebraciones del teatro didáctico y religioso de la época entraron con muy buena estrella entre los indios y se convirtieron pronto en una fiesta popular. Al principio los franciscanos estaban muy contentos porque los “nuevos americanos” habían adoptado los principios del catolicismo, pero luego empezaron a perseguir las celebraciones porque las consideraban paganas. Hasta los sermones querían representar. El teatro religioso se empezó a salir del control de la iglesia y de las autoridades coloniales.

–¿Quiénes son los mercaderes del templo en esta nueva versión del espectáculo?

–Son los políticos mexicanos, ya ves que ahora tenemos Partidos para tirar para arriba, aunque de toda la oferta no logramos concretar una.

–¿Y Jesús?

–Jesús va con su mamacita rumbo al templo a hacer el sacrificio de la Pascua y no les alcanza más que para una paloma y deciden que eso ya está muy mal. Hay un Partido político que decide apoderarse de la Virgen Morena del Tepeyac y entonces Jesús, muy indignado recupera a su mamacita y arrasa con los mercaderes del templo.

–Vas a trabajar con las Reinas Chulas y otros buenos amigos y colegas…

–Así es, mantenemos la propuesta inicial del texto de Darío Fo en lo que concierne al asunto de la fe, es decir, con mucho respeto. No nos metemos con la fe de la gente, pues la gente tiene todo el derecho a encontrar esperanza en un mundo más allá. Aprovechamos todo este folclore popular para hablar de lo que está pasando en el momento, la voz del pueblo es la que debe oírse independientemente de que aparezcan algunos de los personajes de La Pasión.

–¿Cómo te sientes frente a estas cosas que pasan en México?

–El cabaret que nosotros hacemos es un cabaret de reacción inmediata, un teatro de emergencia y tenemos que hablar de lo que pasa en el momento. Lo que pasa es aterrador, esta manipulación de los Partidos poderosos que con nuestros presupuestos regalan televisores, tarjetas de dinero, para cooptar el voto, es aterrador y de eso hablamos. También nos referimos a la cuestión de género, de cómo la iglesia en México ha seguido representando los asuntos hipermachistas donde siempre las mujeres tienen todas las que perder.

–¿Cómo te sientes en este contexto de país?

–Me siento desolado, la verdad. No veo, no encuentro, en ninguna de las propuestas partidarias algo interesante. En nuestro país está caduco el sistema de Partidos. No sé qué voy a hacer con mi voto, sinceramente.

–La autocensura no es lo tuyo ni siquiera en esta coyuntura

–No, no es lo mío. He pagado muy caro el precio de no cerrar la boca a tiempo, pero no me arrepiento de nada. Creo que el resultado de este espectáculo por lo menos permitirá reflexione acerca de su voto. El cabaret no va a cambiar nada, pero nos ayudará a tomar una perspectiva diferente o a abrirnos a la posibilidad de encarar las mejores decisiones.

–¿El espectáculo del 24 está pensado para que la gente no vote?

–¡No! La verdad no es mi interés decir que la gente no vote. Creo que la gente que no vota, se equivoca. Hay que demostrar algo en las urnas. Aunque no sé todavía lo que voy a hacer, quiero dejar muy claro que deseo una reflexión muy profunda antes de emitir nuestra opinión en las próximas elecciones. Investiguemos quiénes son los candidatos, porque las plataformas de los Partidos políticos dicen todas más o menos lo mismo; por lo tanto, tomemos en cuenta a las personas.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *