Apple está en el punto de mira, por su cargador propietario.

El asunto viene de lejos: ¿por qué no son todos los cargadores de móviles iguales? La pregunta llega acompañada de una apabullante lógica, ya que un cargador estándar no solo resultaría mucho más conveniente para el usuario, sino que además generaría muchos menos residuos. Esta segunda parte es la que más preocupa a las autoridades de la Unión Europea que parecen impacientarse al no ver avances sobre el acuerdo previo alcanzado en 2009, mediante el cual se instaba a los fabricantes a unificar el cargador en un solo formato. Y este camino se ha recorrido… a medias.

El formato que ha sido escogido mayoritariamente por las marcas ha sido el microUSB, presente en la mayor parte de los dispositivos Android. Sin embargo ni el ritmo ni el alcance son suficientes para los responsables de la Unión Europea, que han lanzado una velada advertencia: el acuerdo no está obteniendo resultados satisfactorios y se podrían adoptar nuevas medidas. Dicho de otra manera, parece que sobrevuela la amenaza de una regulación que obligue a los fabricantes a adoptar, al menos dentro de la Unión Europea, un único formato de conector.

A Margrethe Vestager, comisaria europea de la Competencia, se le ha agotado la paciencia: “Dado el insatisfactorio progreso de esta aproximación voluntaria, la Comisión llevará a cabo un estudio para evaluar los costos y beneficios de otras opciones”, ha afirmado en declaraciones recogidas por Reuters. La comisaria se refiere a las cerca de 51.000 toneladas de residuos anuales generados por los cargadores en sus diferentes formatos y ,dado que el grueso de los fabricantes han adoptado ya un estándar, los dedos acusadores apuntan ahora a Apple y su cargador propietario Lightning.

El fabricante de Cupertino nada siempre en solitario y, dado su volumen de negocio, la propiedad de los conectores también le sirve para controlar y rentabilizar más su ecosistema. Apple se ha resistido  arriba a asumir el conector microUSB como estándar en sus iPhone, asegura, porque el conector Lightning es reversible, carga más rápido y ofrece una mayor durabilidad a lo largo del tiempo.

Sin embargo, el conector microUSB está ya desfasado y el USB-C es el heredero natural a la hora de consolidarse como del formato estándar, incluso para Apple. El fabricante californiano ya ha comenzado a emplearlo en sus portátiles y se rumorea que el nuevo iPhone lo equipe, con lo que se adaptaría a la posible normativa europea, si es que al final se redacta y es el USB-C el formato escogido.

Para Roberto Ruiz Robles, presidente de la Asociación de Ciencias Ambientales, el aviso de la UE va más allá de los conectores: “La UE planea que la economía circular sea una de las grandes políticas estratégicas de los próximos años”. Este experto se refiere a un cambio de paradigma en los procesos de producción y la llamada economía circular, “es decir, hay que pasar del modelo de extraer, producir, usar y tirar a un modelo que transforma los residuos en recursos”.

Fuente: El País.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *