El rectorado de la Universidad Técnica de Eindhoven quiere mayor equilibrio de género y, durante el próximo año y medio, solo aceptará hombres si no hay candidatas adecuadas para puestos científicos.

La Universidad Técnica de Eindhoven ha salido en busca de mayor equilibrio de género entre sus científicos y, durante el próximo año y medio, solo serán contratadas mujeres en todas las categorías científicas. El currículo de sus colegas varones postulará cuando no haya candidatas adecuadas. La medida entró en vigor el 1 de julio y se espera que un 20% de las cátedras sean ocupadas por mujeres en 2020. Cada puesto contará con un presupuesto de 100.000 euros para su propia investigación, y un mentor. El rectorado desea que un 25% de los puestos de profesor titular y un 35% de los asistentes estén cubiertos por mujeres.

El plan de contratación de las nuevas profesoras e investigadoras se llama Irène Curie Fellows, en honor de la ganadora del Premio Nobel de Química en 1935, y forma parte de un programa de cinco años de duración en el que habrá 150 puestos libres. Irène era hija de Marie Curie, la primera y única mujer galardonada con dos premios Nobel [de Física y de Química] y de su marido, Pierre. El matrimonio Curie obtuvo también el galardón de Física en 1903. De las 14 universidades holandesas, la Técnica de Eindhoven es la que tiene menos catedráticas: una de cada ocho entre los 186 en ejercicio en 2018, según la Red Nacional de Catedráticas.

“Se sabe desde hace tiempo que una fuerza de trabajo diversa da mejores resultados, es más creativa y facilita la innovación, y le damos mucha importancia a la igualdad de oportunidades”, ha dicho Frank Baaijens, rector en Eindhoven y especialista en biomecánica, que estudió en la propia Universidad Técnica. La discriminación positiva es legal en Holanda siempre que haya grupos poco representado en algunos sectores y, en estos momentos, solo uno de cada cuatro estudiantes de doctorado en carreras técnicas es mujer, calcula la Oficina Central de Estadística.

Los expertos de esta entidad señalan que la mayor diferencia se encuentra en Ciencias de la Computación (con un 14% de alumnas), mientras que en Matemáticas y Ciencias Naturales (por ejemplo, Física, Química, Astronomía, o Geología) son un 38%. “No se trata de atraerlas porque es una pena que no estén, sino porque trabajar con ellas es una fórmula de éxito futuro”, señalan portavoces de la Red Nacional de Catedráticas.

A finales de la pasada semana, y durante la presentación de sus planes, el rector Baaijens admitió que “no todo el mundo es partidario de la discriminación positiva, porque desde un punto de vista racional no distinguimos entre hombres y mujeres”. “Sin embargo, los estudios efectuados al respecto demuestran que dicha distinción de género sí la hacemos de forma inconsciente. En la última década, hemos hecho lo posible en Eindhoven por mejorar el porcentaje, aunque sin resultados satisfactorios. De modo que el nuevo tipo de contratación es necesario”, defiende.

Rik Peels, investigador en la Facultad de Humanidades de la Universidad Libre de Ámsterdam, es una de las voces disidentes que ha explicado su rechazo en Twitter. “Como dice mi mujer, el plan es condescendiente: como si las mujeres no pudieran encontrar trabajo ellas solas”, dice, en un hilo abierto en su cuenta personal. “Las mujeres quieren una selección abierta y justa, y casi todo el mundo desea ser contratado por sus cualidades y no en nombre de una agenda ideológica. Esto discrimina a los hombres, y una desigualdad no se corrige con otra”, escribe.

Según los planes de la Universidad Técnica de Eindhoven, en caso de que durante el año y medio calculado aparezca un aspirante varón cuya cualificación sea extraordinaria, se creará una comisión adicional y pueden hacerse excepciones. Si pasado el plazo no se ha encontrado a una buena candidata femenina para un puesto, se reabrirá el periodo de inscripción, pero esta vez fuera del programa especial. En tal caso, deberá haber sendos nombres, de hombre y mujer, en las listas a evaluar.

Fuente: ELPAIS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.