Lágrimas coreanas

Deportes junio 24, 2018 HL 0

Son Heung-Min, seleccionado coreano, tendría sus horas contadas en el fútbol luego de la desastrosa Copa Mundial, estaría obligado a cumplir con el servicio militar en su país

Aunque todo México celebró la victoria sobre Corea del Sur, la historia del jugador Son Heung Min, ese que metió el ‘golazo’, está dándole una cara más seria a los partidos del Mundial, pues para él perder un partido implica varias cosas fuertes en su vida.

En Corea del Sur es inevitable para los hombres realizar el servicio militar por 21 meses; Son debe dejar su carrera como futbolista para volver a Corea para hacerlo.

La cosa es que las autoridades le prometieron que si su selección alcanzaba los octavos de final, le permitirían no presentarse al servicio.

Por ello la única solución que tiene el futbolista de 25 años es meter a su selección a la próxima fase, vencer a Alemania por una diferencia mínima de 2 goles y que México le gane a Suecia.

Las sorpresas han sucedido y ya nadie puede decir que es un imposible. Es la única esperanza para Son, que de no lograr los octavos, tendrá que interrumpir su carrera en el Tottenham de Pochettino.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *