Películas que cuentan las historias de mujeres asesinadas, violadas, obligadas a prostituirse, acosadas, maltratadas, y que muestran que el cine también puede ser una herramienta social que ayude a sacudir conciencias sobre el grave tema de la violencia de género.

Madrid.— El 25 de noviembre de 1960, el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo dio la orden expresa de asesinar a las hermanas Mirabal, opositoras al régimen, que luchaban por restaurar la democracia y las libertades civiles en su país. Tres décadas más tarde, la ONU declaró esa fecha el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en honor a Minerva, Patria y María Teresa Mirabal.

Asesinadas a pedradas, violadas por sus propios padres, obligadas a prostituirse, maltratadas por sus parejas o acosadas en el trabajo. Estos son algunos tipos de malos tratos que el séptimo arte ha llevado a la gran pantalla, reflejando a través de personajes femeninos una realidad que viven muchas mujeres.

El cine, más allá de ser puro entretenimiento, puede ser una herramienta social que ayude a sacudir conciencias sobre temas muy graves que atañen a toda la sociedad. En el caso de la violencia machista, no son pocas las películas que dan voz a aquellas mujeres que han sido silenciadas, avergonzadas o estigmatizadas. Estos son ocho ejemplos:

1. TE DOY MIS OJOS (2003)

Laia Marull y Luis Tosar protagonizan este largometraje de Iciar Bollaín, que aborda el tema de la violencia doméstica. Este tipo de maltrato, según Naciones Unidas, lo ha sufrido una de cada tres mujeres en todo el mundo, ya sea física o sexualmente y el agresor suele ser, principalmente, su compañero sentimental.

La cinta, ganadora de siete premios Goya, relata la historia de Pilar (Marull), una mujer casada que huye con su hijo Juan de su marido Antonio (Tosar), un maltratador. Pilar, como tantas otras mujeres, ha sufrido en silencio las agresiones. El miedo, el control o el chantaje emocional son algunos de los temas que refleja el filme, así como las distintas actitudes que tiene el entorno de la víctima hacia ella.

2. LA VERDAD DE SORAYA M. (2008)

La verdad de Soraya M. es un relato durísimo y estremecedor sobre la situación de la mujer en Irán. Basada en hechos reales y dirigida por el cineasta Cyrus Nowrasteh, la película arranca cuando Zahra (Shohreh Aghdashloo) pide ayuda desesperadamente a un periodista para revelar el cruel e inhumano castigo que ha pagado su sobrina Soraya (Mozhan Marnò), víctima de una conspiración capitaneada por su marido.

“Las voces de las mujeres aquí no importan, quiero que se lleve mi voz con usted\”, dice Zahra al periodista antes de comenzar el relato. La adaptación cinematográfica de la novela de Freidoune Sahebia refleja una sociedad donde el hombre tiene todos los derechos sobre sus esposas.

3. EL COLOR PÚRPURA (1985)

La cinta de Steven Spielberg, que obtuvo once nominaciones a los Oscar, transcurre al sur de los Estados Unidos, a principios del siglo XX. La protagonista de la película es Celie (Whoopi Goldberg), una mujer negra que ha sido violada en repetidas ocasiones por su padre, despótico y cruel, que además de arrebatarle a los dos hijos que ha tenido con ella, la vende a un hombre que la maltrata.

Basada en el libro de Alice Walker, esta es una historia de supervivencia relatada a través de casi cuatro décadas en las que Celie sufre todo tipo de abusos, de forma sumisa y callada. Pero también es una oda a la libertad y a la reivindicación de la mujer. Este personaje femenino encarna la fuerza del espíritu humano y el poder del perdón y pasará de ser una mujer herida y golpeada a convertirse en una persona fuerte e independiente.

4. EN TIERRA DE HOMBRES (2005)

La directora Niki Caro pone el acento en otro tipo de violencia machista: el acoso laboral. Charlize Theron encarna en En Tierra de Hombres a Josey Aimes, una madre soltera que regresa a su pueblo natal huyendo de un marido que la pega. Para salir adelante, comienza a trabajar en las minas de hierro, donde ella y sus compañeras sufren toda clase de humillaciones, por lo que Aimes denuncia a la empresa.

Este es un ejemplo de cómo las mujeres valientes que luchan por seguir adelante y por defender sus derechos son muchas veces pisoteadas por su entorno y por la sociedad. En vez de poner el foco en el acosador, se pone en tela de juicio a la víctima.

5. LAS ELEGIDAS (2015)

Las elegidas, dirigida por el mexicano David Pablos, es una desgarradora historia sobre la trata de blancas. Ganadora de cinco premios Ariel, la película relata la historia de Ulises (Óscar Torres) y Sofia (Nancy Talamantes), dos adolescentes enamorados. La familia del joven regenta una red de prostitución y Ulises, se ve obligado a seducir a chicas jóvenes a las que después explotarán sexualmente. La última víctima en entrar al negocio familiar será, precisamente, Sofia.

6. MILLENNIUM: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES (2011)

La heroína de este thriller es la brillante hacker sueca Lisbeth Salander, interpretada por Rooney Mara en el remake de David Fincher. Este personaje femenino, creado por el novelista Stieg Larsson, se presenta como una mujer fuerte e independiente. Con una infancia traumática a sus espaldas que le han dejado severas secuelas a nivel afectivo y relacional, la joven de 24 años se toma la justicia por su mano y se venga de hombres como su tutor y violador Nils Bjurman.

La historia gira en torno a la muerte no esclarecida de una joven que todavía atormenta a su tío cuarenta años después. El periodista Blomkvist (Daniel Craig), esperando librarse de una acusación de difamación, emprende una investigación sobre el caso y Salander, será su perfecta aliada.

7. TOMATES VERDES FRITOS (1991)

El clásico de Jon Avnet, adaptación cinematográfica de la novela de Fannie Flagg, presenta a Evelyn (Kathy Bates), una mujer con una vida aburrida que conoce casualmente en un asilo a Ninny (Jessica Tandy), una anciana que le va contando una dramática historia ocurrida en un pequeño pueblo de Alabama. El relato gira en torno a la gran amistad entre dos mujeres (Mary Stuart Masterson y Mary-Louise Parker) y al misterioso asesinato del marido de una de ellas.

Tomates verdes fritos aborda multitud de temas como la violencia de género o la discriminación racial. Pero también pone el foco en el empoderamiento de la mujer en la figura de Evelyn, quien consigue dar un giro a su vida y superar el papel de ama de casa para ser la protagonista de su propia historia. También habla de la sororidad, es decir, la solidaridad entre mujeres en el contexto del patriarcado.

8. MADAME BROUETTE (2003)

Unos años antes del movimiento #MeToo y lejos de occidente, el senegalés Moussa Sene Absa realizó este filme que retrata la injusta e indefensa situación de la mujer africana, tratada por los hombres como una mera mercancía. Galardonada con el Oso de Plata en el Festival de Berlín a la Mejor Banda Sonora, este largometraje sigue los pasos de Madame Brouette, una vendedora ambulante de los barrios pobres de Dakar que es conocida por defender a mujeres maltratadas por sus esposos o amantes.

A pesar de no querer saber nada de los hombres, se enamora del corrupto policía Naago. Tras la muerte del hombre, ella se convierte en la principal sospechosa, por ser ex amante suyo, y así se descubre la dura vida de Madame Brouette. Embarazada de nuevo de Naago, busca una salida para su futuro pero la figura del policía siempre se interpone.

Fuente: SinEmbargo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *