Según un estudio, se casan con una media de edad de 32,3 años, siendo su primer «affair» a los 39

Según los datos extraídos de Victoria Milan, las españolas de 40 a 44 años son las más infieles, siendo éstas un 20% del total de usuarias en la web. En concreto, las cifras han revelado tras examinar los datos de sus usuarias en España que éstas son infieles a sus parejas a los 39 años.

Pero, ¿cuánto tiempo pasa desde la boda hasta la primera infidelidad?

En la evaluación de estos datos se ha descubierto también los años que pasan desde que las españolas se casan hasta que tienen su primera aventura. Concretamente, en España la media de edad para pasar por la vicaría es de 32,3 años.

Pero la web de citas va más allá, desgranando los datos de sus usuarias y desvela los años que pasan desde el matrimonio hasta el primer «affair». En el caso de las españolas, transcurren 6,8 años desde que dan el «sí, quiero» y tienen su primera aventura fuera del matrimonio.

Las españolas, las que más tardan en casarse tras las suecas

Para realizar este estudio, se evaluó los datos de mujeres adultas registradas en su web de todas las edades, procedentes de 26 países diferentes. España es, tras Suecia con 33,3 años de media, el país en el que las mujeres se casan a mayor edad.

Tras cotejar la edad media en que las mujeres engañan a sus parejas y la edad media a la que se casaron, España se sitúa en el número 15 de esta lista que marca la nacionalidad de las casadas que antes engañan a sus maridos tras casarse.

Las irlandesas, con una media de edad de 31,6 años para pasar por el altar, solo tardan de media 3,6 años en lanzarse a tener una aventura extramatrimonial. Las húngaras, por su parte, son las que más tardan en ser infieles, tras 15,2 años de matrimonio.

Otros datos extraídos de las mujeres comprometidas que buscan una infidelidad son, por ejemplo, que el 30% de las británicas casadas tienen edades comprendidas entre los 25 y 29 años, mientras que en países como en Finlandia, solamente el 15% de las mujeres que engañan a sus parejas se sitúan en ese tramo de edad.

Sin embargo, hay que destacar que, mientras que en el Reino Unido las mujeres jóvenes son las que representan un mayor porcentaje, en otros países son las mujeres más maduras las que van en cabeza en cuanto a relaciones extramaritales. Es el caso de las españolas, donde el rango de edad más común es el que transcurre entre los 40 y 44 años, mientras que, en Hungría, el grupo de edad con mayor número de aventuras amorosas se sitúa entre los 45 y 49 años.

En resumen, a nivel global, la edad media de las mujeres infieles es de 36,6 años, mientras que la edad media para casarse es de 29 años. Esto nos indica que el tiempo transcurrido entre la boda y la primera aventura es de 7,6 años.

«Las mujeres casadas comienzan a tener aventuras por varios motivos: tal vez, el marido no les da la atención o el respeto que merecen. Quizá aún siguen enamoradas de sus parejas, pero la llama de la pasión se ha extinguido hace tiempo. O puede que lleven una relación abierta y ambos tengan aventuras para satisfacer sus necesidades físicas mientras que continúan compartiendo un fuerte vínculo emocional. Sea cual sea la razón, tener una aventura podría ayudar a las mujeres casadas a volver a sentir emoción por la vida y a redescubrir la sensualidad y la pasión física olvidadas. Éstas son necesidades universales, y desear placer sexual es algo que millones de nosotros compartimos, sin importar otras diferencias que podamos tener», puntualiza Sigurd Vedal, fundador de dicha web.

Fuente: abc

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *