La estrella de los Lakers suma 31 puntos ante Denver y, con 32.311, ya es cuarto por detrás de Abdul-Jabbar, Malone y Kobe Bryant.

Michael Jordan jugó el último partido de su carrera el 16 de abril de 2003. Tenía 40 años y 58 días. Su equipo, Washington, perdió en Filadelfia. Fue su partido número 1.072 en la fase regular de la NBA. Aquel día anotó 15 puntos y concluyó su fenomenal carrera con 32.292, una cifra que le situó en la tercera plaza de la clasificación de máximos anotadores en la historia de la NBA. Años después fue relegado al cuarto lugar por Kobe Bryant. Ahora, 16 años después, LeBron James supera a Michael Jordan y, con 32.311 puntos, se sitúa en ese cuarto lugar por detrás de Kareem Abdul-Jabbar (38.387), Karl Malone (36.928) y Kobe Bryant (33.643).

LeBron necesitaba anotar 13 puntos para superar, en el partido entre los Lakers y Denver, la marca histórica de Michael Jordan. Lo consiguió en poco más de cinco minutos y acabó el partido con 31 puntos, además de siete rebotes y siete asistencias. El logro tuvo un sabor agridulce porque los Lakers perdieron (99-115) y se alejan cada vez más de su objetivo de clasificarse para los ‘playoffs’. Ocupan la decimoprimera posición, con siete victorias menos que los Clippers, que ocupan la octava y última plaza que clasifica para las eliminatorias finales. “Para un niño de Akron, Ohio, que necesitaba inspiración y necesitaba algún tipo de influencia positiva, MJ era ese tipo”, explicó LeBron tras el partido ante Denver. “Lo observé desde lejos. Quería ser como MJ, sacar la lengua como MJ, usar las mismas zapatillas que MJ. Y quise que los niños me admiraran en algún momento como MJ. Es una locura”.

El logro de LeBron adquiere una significación especial porque le pone en relación una vez más con el mejor jugador de la historia según la mayoría de críticos y aficionados. La estrella de los Lakers, a sus 34 años y 66 días, supera la marca anotadora de Michael Jordan. El hito estadístico de El Rey contrasta con el mal momento por el que atraviesa con los Lakers, tan mal clasificados que empieza ya a ser una utopía que puedan clasificarse para disputar los ‘playoffs’. Será un duro revés para LeBron, que ha disputado las ocho últimas finales, ha ganado tres, ya había disputado otra en 2007 y jugaba sin interrupción los ‘playoffs’ desde la temporada 2005-2006.

Es impresionante la excelencia y la regularidad de LeBron, cuyo rendimiento no da síntomas de declive, aunque esta temporada se ha perdido 18 partidos, más que nunca, a causa de una lesión en la ingle. Pero mantiene sus extraordinarios promedios: 27 puntos, 8,7 rebotes y 8 asistencias. Con ese promedio de anotación, desbancará a Kobe Bryant la próxima temporada del tercer puesto de la lista de máximos anotadores de la historia. Las comparaciones siempre son relativas. Michael Jordan y Wilt Chamberlain son los más efectivos en la historia de la competición, con una media de 30,1 puntos cada uno, seguidos por Elgin Baylor, con 27,4 y Kevin Durant, con 27,2. LeBron es quinto, con 27,1 puntos de media, ligeramente por delante de Jerry West.

La carrera de Michael Jordan estuvo marcada por su decisión de jugar en los Birmingham Barons, un equipo de las ligas menores de béisbol, en la temporada 1993-1994 cuando tenía 30 años. Tras ese año de interrupción volvió a jugar cuatro temporadas con los Bulls, se retiró en 1998 y lo reconsideró en 2001 para acabar su carrera jugando dos temporadas con Washington. En cambio, la regularidad de LeBron es destacable. En 16 temporadas, acumula 1.190 partidos, 118 más que Michael Jordan.

LeBron tiene 34 años y, de continuar al ritmo actual, alcanzará las primeras plazas también en la clasificación de más partidos disputados, encabezada por Robert Parish (1.611), Abdul-Jabbar (1.560), John Stockton (1.504), Dirk Nowitzki (1.503) y Karl Malone (1.476). Además, LeBron es el máximo anotador en la historia de los ‘playoffs’ con 6.911, por delante de Michael Jordan, con 5.987, y de Kareem Abdul-Jabbar, con 5.762. Y en cuanto a partidos, es el cuarto que más ha disputado, 239, por detrás de Derek Fisher (259), Tim Duncan (251) y Robert Horry (244).

Exhibición de Doncic

Luka Doncic volvió a protagonizar una excelente actuación individual, con 31 puntos, 11 rebotes, siete asistencias y cuatro robos de balón, en el partido que Dallas perdió en Washington (132-123). Dwight Powell le secundó con 26 puntos y 10 rebotes, pero no pudieron contrarrestar el buen rendimiento colectivo de los Wizards con 30 puntos y ocho asistencias de Beal, 22 puntos de Ariza, 20 puntos y nueve rebotes de Jabari Parker y 14 puntos y 11 asistencias de Satoransky.

Utah superó a Nueva Orleans (104-114). Favors, con 25 puntos, Gobert, con 22 puntos y 13 rebotes, y Mitchell, con 22 puntos y siete rebotes, fueron los más destacados. Ricky Rubio aportó nueve puntos, tres rebotes, diez asistencias y dos robos de balón.

Los Celtics, con un tiro ganador de Gordon Hayward, vencieron en Sacramento (109-111). Destacaron Tatum, con 24 puntos, Horford, con 21 puntos, 11 rebotes y siete asistencias, y Marcus Morris con 19 puntos. Chicago dio una de las sorpresas de la jornada al derrotar a los Sixers (108-107). LaVine, con 39 puntos, y Robin Lopez, con 19, lideraron a los Bulls.

Fuente: ELPAÍS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.