Una lesión de rodilla del murciano en el cuarto juego facilita el acceso del balear a los octavos de Roma, en los que se medirá al estadounidense Sock (6-4, 3-6 y 7-6 a Vesely). Muguruza remonta a Ostapenko

El estreno de Rafael Nadal en Roma duró un abrir y cerrar de ojos, 17 minutos. Los que resistió la rodilla izquierda de Nicolás Almagro, quien después de pegar una derecha y hacer el apoyo en la arena notó un dolor agudo en su articulación y tuvo que abandonar el torneo al cuarto juego. Para entonces, el balear ya dominaba por 3-0. Nada más sufrir el contratiempo, Almagro fue atendido por el médico de la ATP y se retiró a los 24 minutos con un vendaje. En consecuencia, Nadal avanzó de ronda y se medirá en los octavos al estadounidense Jack Sock (6-4, 3-6 y 7-6 a Jiri Vesely).

El de Manacor (jugará no antes de las 19.30, Canal+ Deportes 2) aspira esta semana a lograr su octavo trofeo en la capital italiana. Y llega lanzado, porque hace tres días elevó su quinta corona en la Caja Mágica de Madrid y previamente engrosó su palmarés con su décimo título tanto en Barcelona como en Montecarlo. A pesar de haber jugado la final el domingo, el lunes ya estaba peloteando de nuevo en las pistas de entrenamiento para no perder un solo segundo. Al fin y al cabo, Roland Garros ya está ahí, a tiro; a menos de dos semanas, desde el día 28.

Nadal firmó su 50ª victoria en Roma merced a la desgracia de Almagro y en el turno anterior, el que abría la jornada en la central romana, se quedó en el camino David Ferrer, derrotado de nuevo por Kei Nishikori. El alicantino, que también cayó ante el nipón en los octavos del Mutua Madrid Open, perdió en esta ocasión por 7-5 y 6-2. Un día antes, el de Xàbia había alcanzado su victoria 700 al batir a Feliciano López el mismo día que otro veterano, el checo Tomas Berdych, llegaba a las 600 con su triunfo contra Carlos Berlocq. Junto a Ferrer se despidió el asturiano Pablo Carreño, que a pesar de llevarse la primera manga ante Roberto Bautista no pudo con el castellonense (6-7, 6-1 y 6-4), emparejado en la siguiente ronda con Novak Djokovic.

Mientras, en el cuadro femenino Garbiñe Muguruza comenzó con buen pie. La hispano-venzolana, defensora del centro en Roland Garros y semifinalista el curso pasado en el Foro Itálico, remontó a la letona Jelena Ostapenko (2-6, 6-2 y 6-1) y se enfrentará a la alemana Julia Goerges. Lo hará como número siete del mundo, puesto que sus caídas en las primeras rondas de Stuttgart y Madrid le hicieron perder tres posiciones en el ranking. Ayer, sin embargo, consiguió reencauzar su partido y cortó su mala inercia en la gira de tierra.

Fuente: elpaís

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *