112 fueron sepultados en el Panteón Municipal San Rafael de Ciudad Juárez y otros seis en el Cementerio Municipal número 3 de Ciudad Cuauhtémoc.

En fosas comunes, fueron inhumados 118 cadáveres que permanecían en calidad de no identificados o no reclamados ante la Fiscalía General del Estado y que se encontraban bajo resguardo del Servicio Médico Forense.

La Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, dio a conocer que del total, 112 fueron sepultados en el Panteón Municipal San Rafael de Ciudad Juárez y otros seis en el Cementerio Municipal número 3 de Ciudad Cuauhtémoc.

La FGE informó que esta actividad forma parte del programa permanente de inhumaciones que se mantienen en coordinación con el Ministerio Público y las autoridades sanitarias y municipales.

En el caso de Juárez, había restos acumulados desde el año pasado. De estos, 61 murieron por causas naturales en hospitales o en la vía pública, además había 27 fetos, 11 fallecieron por homicidio en diversas modalidades, 9 en accidentes y 3 por traumatismo no especificado y un suicidio.

Mientras que en Ciudad Cuauhtémoc las autoridades enterraron otros seis cadáveres, que fueron localizados en la vía pública.

Previo a la inhumación, las autoridades tomaron muestras y realizaron estudios médicos respectivos para contar con los perfiles genéticos de cada uno de los fallecidos, como herramientas de cotejo en caso de una posterior reclamación familiar.

El destino final de los cuerpos fue autorizado por el Ministerio Público, con el objetivo de establecer registros y ubicación de los restos en coordinación con las autoridades sanitarias y municipales.

Fuente: El Financiero.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *