1venta_ingeniiosMexico.- El próximo 12 de junio, México terminará por ceder la industria azucarera nacional. Esto de acuerdo con la licitación que el Gobierno federal publicó el pasado 26 de marzo, en el que se ofertarán los últimos nueve ingenios que actualmente son los generadores del 22 por ciento de la producción anual de azúcar, lo que representa 1.3 millones de toneladas del edulcorante.

Las unidades, que tienen un precio base de venta de 8 mil 148 millones de pesos, se ubican en los estados de Morelos, Puebla, San Luis Potosí y Veracruz. De acuerdo a la licitación se venderán como negocio en marcha y consideran la participación de inversionistas mexicanos y extranjeros.

La industria azucarera en México ha sido, históricamente, una de las más importantes al tener un valor de 28 mil 500 millones de pesos; genera más de dos millones de empleos y es una de las actividades económicas más importantes para 227 municipios, en los que rinde ganancias por más de 30 mil millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

De acuerdo con la licitación publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las unidades que se están ofertando representan el 22 por ciento del mercado nacional de azúcar, de acuerdo con estimaciones del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

El documento detalla que la presentación de ofertas y emisión del fallo están previstas para junio próximo, antes de iniciar la zafra 2015-2016, periodo que va de noviembre a julio de cada año, en el que se cosecha la caña y se fabrica el azúcar.

En la misma convocatoria se especifica el valor monetario de los nueve ingenios, el de mayor costo son los de Atencingo e Impulsora de la Cuenca del Papaloapan, que costarán mil 957 millones de pesos; el de menor costo, el de Casasano-La Abeja y Emiliano Zapata, que se venderán por mil 200 millones de pesos.

El SAE agregó que entre los  ingenios a licitar destacan a nivel nacional: 3 por el mayor rendimiento en fábrica (Atencingo, Emiliano Zapata y Casasano), 2 están entre los primeros tres lugares de rendimiento en campo (Atencingo y Casasano) y 2 están entre los primeros cinco en producción azucarera en 2014 (Atencingo y San Cristóbal). Adicionalmente 3 de ellos están en posibilidad de producir azúcar refinada (Plan de San Luis, Potrero y San Cristóbal); “La licitación representa una oportunidad única de inversión para participar en el sector azucarero mexicano”, señaló.

Refiere que con la reciente Reforma Energética existe el potencial de generar energía a través del procesamiento de la caña, ya sea produciendo etanol o aprovechando los excedentes energéticos de las fábricas.

Por último, destacó que a la fecha se cuenta con la certidumbre de poder exportar parte de la producción azucarera a los Estados Unidos, en virtud del reciente acuerdo comercial firmado con ese país en relación con dicho mercado.

Esta última licitación, que el sector también ha llamado como “re privatizadora”, viene a culminar un plan que comenzó desde septiembre 2001.

La privatización de estos últimos nueve ingenios azucareros que aún son propiedad del Estado, comenzó desde el sexenio de Vicente Fox Quezada (2000-2006), en el que se realizó un proceso de expropiación y se pagó 46 mil millones de pesos a privados.

Con Felipe Calderón Hinojosa y Francisco Mayorga, entonces titular de la Sagarpa, el Gobierno retomó el mando de 27 ingenios para salvarlos de la quiebra y los expropió bajo el argumento de “causa de utilidad pública”. De este proceso, el gobierno privatizó 18 y se quedó sólo con los nueve que ahora pone en venta.

Los ingenios azucareros son uno de los organismos que junto con el sector bancario, de ferrocarriles, aerolíneas y minas, que los gobiernos han puesto en venta a extranjeros.

También 2014, el sector pasó por problemas; México y Estados Unidos protagonizaron un episodio que concluyó con la amenaza de fijar los aranceles (impuestos) en hasta 17.01 por ciento a las importaciones de azúcar proveniente de México, por lo bajos costos, que de acuerdo con la industria norteamericana, eran resultado de un subsidio gubernamental.

Esto significó un gran golpe a la industria, ya que Estados Unidos compra el 86 por ciento de la producción total

Este hecho evidenció que el mercado azucarero nacional, que representa el 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pasaba por un terreno complicado.

Cabe señalar que para los inversionistas el mercado del azúcar representa un atractivo negocio ya que en 2014 México alcanzó una producción de 6 millones de toneladas de azúcar, que lo convirtió en sexto productor mundial, y ocupa el quinto lugar como país exportador, siendo Estados Unidos su principal comprador.

Se espera que para el proceso de licitación se cuente con la participación de la Comisión Federal de Competencia (Cofece), que deberá emitir opiniones sobre las empresas nacionales y/o extranjeras que estén interesadas en adquirir las unidades, sin embargo, las recomendaciones de esta entidad no son de carácter vinculante.

Cifras del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, México ocupa el séptimo lugar mundial en materia azucarera, con 6.15 millones de toneladas al año, y en materia de exportaciones, ocupa el quinto lugar 1.88 millones de toneladas anuales.

fuente: SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *