Christie Hefner, la hija de Hugh Hefner, habla por primera vez sobre la célebre casa, su padre y el papel de la mujer en la revista

Christie Hefner tiene 65 años, pero desde muy joven tuvo que aprender el negocio familiar: la revista Playboy. Algo que hizo durante 26 años hasta 2009 y de la mano del fundador, su padre, el carismático Hugh Hefner. Christie siempre estuvo detrás de su padre, a la sombra del batín, pero ahora, cuando han pasado casi 10 meses del fallecimiento del empresario, ha querido desvelar algunos de los secretos familiares.

Entre otros, Hefner ha hablado (en una entrevista con Fox News) sobre cómo era la mansión Playboy, donde su padre vivió hasta su muerte (en 2017, con 91 años), aunque la vendió en 2016. Esta casa de Chicago fue muy especial para toda la familia, y Christie cuenta que le “encantaba visitarla”.

“Lo que la hacía mágica es que tenía una puerta falsa. Tenía un panel secreto, y una sala para jugar donde estaban todos juegos posibles. Había una barra de bomberos. Era un sitio realmente genial si eras un niño. Tenía una bolera y una piscina subterránea”, ha detallado la que fue CEO de la publicación, que pasaba en esa sala, y en esa casa, largas temporadas con su padre.

“Le encantaba jugar. Cuando yo era más joven, solíamos jugar al Monopoly con un grupo de amigos. Le encantaba el backgammon, y también el pinball. Era una de esas personas que no es muy aficionada al deporte pero que era un jugador contante, y diría que un jugador muy competitivo”, relataba sobre Hefner, del que ha dado ciertos detalles sobre su vida privada que no han salido antes a la luz.

Así, explica que el magnate no era amigo dar consejos, pero según su hija, le dio uno que sigue, aún hoy, a pies juntillas: “No tengas miedo de rodearte de gente inteligente y hacerles preguntas”.

Sobre las mujeres

Una de las mayores polémicas a las que se enfrentó Hefner fue el modo al que exponía a las mujeres, protagonistas de sus páginas. “El punto de vista de la publicación siempre era que las mujeres debían respetarse. Eso no significa que no sean bellas o que no deban ser admiradas. Creo que es un mundo en el que tanto hombres como mujeres quieren vivir”, relata hoy Christie, que además asegura que Hugh, al final de su vida, estaba muy contento con las decisiones grandes, de importancia que había tomado.

Christie fue la fundadora de los Premios Hugh M. Hefner que, desde 1979, buscan reconocer a aquellos que hagan importantes contribuciones a la primera enmienda de la Constitución de EE UU; esto es, que defiendan la libertad de expresión, de prensa, de religión o de reunión pacífica. Este año, los premios se han celebrado el 4 de junio y han sido los primeros sin el fundador de la revista, y han condecorado a Joan E. Bertin, director ejecutivo de la Coalición Nacional Contra la Censura de EE UU. “Creo que una de las cosas que llevaron a Playboy a su éxito fue que está basada en una filosofía de ideas que giran alrededor de la justicia social y la libertad personal”, defiende.

Además, la heredera del imperio (junto a sus hermanos David, Marston y Cooper) también ha querido mojarse sobre la homosexualidad, puesto que afirma que su padre fue un gran defensor de los derechos LGTB. “Hablamos de una revista para hombres heterosexuales, obviamente”, explica Christie, recordando un relato de ficción que escribió su padre en 1955, dos años después de que Playboy viera la luz, sobre un futuro en el que la homosexualidad era la norma.

“Podría haber sido muy fácil ignorar el asunto o, francamente, hacer lo que muchos medios durante años, que es tener una actitud con los derechos de los homosexuales como algo de lo que mofarse o que no infunde respeto”, relata Hefner. “Pero muy pronto, y por las creencias de mi padre, Playboy tomó una actitud completamente diferente. Playboy era un lugar en el que estar a salvo”.

Fuente: elpaís

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *