El sultán Mohamed V abdica del trono malasio tres años antes de cumplir su mandato, que en el país asiático se alterna cada lustro.

El rey de Malasia, Mohamed V de Kelantan, anunció este domingo por sorpresa su renuncia como jefe de Estado del país asiático. El monarca, que apenas llevaba ejerciendo este cargo dos años de los cinco que tenía de mandato, no explicó los motivos de su abdicación, la primera que se registra en Malasia desde que el país proclamó su independencia del Reino Unido en 1957.

El poder del rey en la confederación de Malasia, de 27 millones de habitantes, es limitado y en muchos casos su papel meramente simbólico. Aunque representa la unidad del reino (en un país donde alrededor del 69% de la población es malaya, el 24% es china y el 7% es india), su figura es especialmente prestigiosa entre la mayoría malaya y musulmana, para quien el monarca es responsable de preservar los valores del islam.

Mohamed V, de 49 años, ocupaba el trono malasio desde 2016, cuando fue designado por un cónclave de sultanes que se celebra envuelto en secretismo y hace rotar el puesto cada cinco años, una fórmula basada en una monarquía constitucional electiva que es única en el mundo. El ya exmonarca comunicó su decisión por carta a la Conferencia de Gobernantes, formado por nueve monarcas procedentes de nueve Estados de Malasia que, en esos territorios, sí ejercen como reyes de forma vitalicia. En este caso, Mohamed V es el sultán del Estado de Kelantan.

“Su alteza ha trabajado para cumplir con sus responsabilidades como el jefe de Estado, sirviendo como pilar de la estabilidad, fuente de justicia y núcleo de la unidad para el pueblo”, rezó el comunicado del Palacio Nacional de Malasia, residencia oficial del rey, informa Reuters.

Mohamed V, que tenía que ser sultán hasta finales de 2021, acababa de reincorporarse a sus tareas oficiales después de dos meses de una baja médica cuyos motivos nunca fueron aclarados. Durante este periodo, el entonces monarca contrajo matrimonio con una modelo rusa de 25 años en Moscú, un enlace del que apenas hubo imágenes y que nunca fue confirmado por el Palacio Nacional pero que fue polémico entre algunos sectores conservadores.

Los rumores sobre una posible abdicación del monarca se dispararon esta semana después de que varios periódicos regionales aseguraran que la Conferencia de Gobernantes, el citado cónclave que se turna la jefatura de Estado del país, se había reunido de forma extraordinaria para discutir “un asunto relacionado con la monarquía”. El primer ministro malasio, Mahatir Mohamad, decía este viernes que, no tenía ninguna información oficial que señalara la abdicación del rey pese a los rumores

Fuente: ELPAÍS

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.