MANIOBRA PLANIFICADA

Editorial octubre 21, 2018 HL 0

La eliminación del mínimo de residencia de cinco años para la elección de fiscal del estado, es un asunto más político y de intereses particulares que de procuración de justicia en Quintana Roo, por parte de la décimo quinta legislatura del Congreso estatal.

Lo anterior forma parte del análisis expuesto por el Observatorio Legislativo de Quintana Roo, en torno a la acción llevada a cabo ayer en el Congreso del estado, donde se dio la modificación o reforma de la constitución local.

De igual manera, se dio la publicación de la reforma cinco horas después en el Periódico Oficial del Estado, para que de forma inmediata el cambio entrara en vigor dentro de la entidad.

“Es un asunto muy delicado, llama mucho la atención que se haga el cambio e inmediatamente después se publique en el diario oficial. Se trata de un asunto más político y sobre todo de intereses particulares”, sostuvo el presidente del Observatorio Legislativo, Eduardo Galaviz Ibarra.

Asimismo, Galaviz Ibarra detalló que aun con el rechazo de la reforma por parte del Cabildo municipal de Cancún, la acción ya estaba planificada para ser aprobada y publicada con la inmediatez que se hizo.

“Todo hace parecer que ya estaba planificado el asunto, porque aún con la negativa del Cabildo del gobierno municipal de Cancún, se necesitaban sólo siete municipios aprobar la reforma, así que todo estaba encaminado”, detalló el entrevistado.

Desde la perspectiva del Observatorio Legislativo estatal, la medida tomada por el Congreso del Estado no tenía razón de ser, debido a que existen perfiles en Quintana Roo, capacitados para hacerse cargo de la fiscalía.

“En Quintana Roo existen abogados capacitados, con doctorados en materia de leyes que podrían hacerse cargo de la Fiscalía. Este punto es importante porque se debe tener el contexto político y de seguridad del estado para trabajar en la procuración de justicia. No es necesario traer alguien de afuera”, destacó Galaviz Ibarra.

Además, en su análisis desglosa la necesidad de que el nuevo fiscal tenga el contexto y el pulso de Quintana Roo, para poder entregar resultados en materia de procuración de Justicia.

Precisamente en este aspecto, la entidad ha sufrido un retroceso considerable, debido a que los índices de inseguridad y violencia se han disparado, principalmente en los municipios de Benito Juárez y Solidaridad, los más importantes en materia turística y en población.

La inseguridad se ha dado por un desempeño pobre en materia de procuración de los tres niveles de gobierno. “Los resultados en materia de justicia y de seguridad, deben de llegar de la mano de un trabajo coordinado entre los tres niveles de gobierno. Es fundamental que se dé la coordinación para poner un freno a la espiral de crisis en materia de seguridad”, apuntó el presidente del Observatorio Legislativo.

Cabe recordar que, apenas el viernes por la tarde, la XV Legislatura emitió el decreto mediante el cual se elimina la residencia mínima de cinco años como requisito para ser Fiscal General del Estado. Tan sólo cinco horas después de la aprobación en el Poder Legislativo, la reforma fue publicada en el Periódico Oficial del Estado y entró en vigor.

Lo anterior significa que a partir de este mismo viernes, el Fiscal puede ser una persona procedente de otras latitudes del país; es decir, ya no es un cargo exclusivo para quintanarroenses.

En otras palabras, se eliminó el requisito de oriundez y residencia, y se estableció que además de ser ciudadano mexicano por nacimiento, las personas interesadas en ocupar el cargo de Fiscal General deben contar con residencia en el país.

Fuente: POR ESTO!

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *