OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ciudad de México.– Un estudio publicado el día de ayer en  Annals of the Entomological Society of America sugiere que las mariposas monarca no desaparecen con tanta rapidez como han indicado estadísticas recientes, como las dadas a conocer por en febrero pasado por el Centro de Diversidad Biológica y la Agencia de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS) que informan que casi 970 millones de estos insectos desaparecieron desde 1990.

El nuevo estudio procuró identificar posibles cambios en la recolonización de la mariposa mediante el análisis de una base de datos con más de 11 mil registros perteneciente a un programa “de ciencia ciudadana” que consistía en que la gente informara la fecha y lugar de su primer avistamiento de una mariposa monarca adulta al año. En el estudio, se encontró que a pesar de la disminución alarmante en la hibernación de colonias de mariposas monarca en México, la recolonización de la especie en América del Norte aún se realiza con éxito.

Los investigadores concluyeron que la disminución anual de la mariposa no es tan abrupta como se cree, sino que su población crece durante el verano y que su reproducción en el Este de América del Norte aún se realiza con normalidad.

El contraste entre la idea de que la disminución de la población de la mariposa en su ciclo de vida es alarmante o no, parte de dos diferentes enfoques en los estudios de las poblaciones de estos insectos: el primero –correspondiente a la mayoría de los estudios– se centra en la temporada invernal, en que la mariposa está en México; el segundo –al que corresponde el estudio aquí tratado– se refiere a las temporadas no invernales en el ciclo de vida de estos animales, en América del Norte (Estados Unidos y Canadá).

La  autora del estudio, Andy Davis, de la Escuela Odum de Ecología de la Universidad de Georgia, aseguró a The Washington Post que la migración de la mariposa monarca es el “gran maratón del mundo de los insectos”, pero que los científicos se han centrado en el lado equivocado de la carrera: “Si usted tuviese que investigar cuántas personas están participando en el maratón de Boston cada año, no contaría el número de personas que cruzan la línea de meta. Pero durante muchos años hemos estado contando cuántas monarcas terminan en México: lo hemos estado haciendo al revés […] Creo que realmente nos hemos centrado demasiado en México”.

“Lo que está declinando es la migración. No es la mariposa en sí”, concluyó.

No obstante esta aseveración, Lincoln Brower, biólogo del Sweet Briar College y señalado por el medio estadounidense antes citado como “el abuelo de la conservación de la mariposa monarca” declaró no estar de acuerdo con la conclusión del estudio. Defendió la importancia de los censos realizados en México y aseguró que los datos del estudio realizado por Davis podrían estar sesgados puesto que las zonas donde las mariposas fueron estudiadas son justo en las que se congregan. “Sería como juzgar la abundancia de políticos en Washington por los que estén sentados en los escalones del edificio del Capitolio”, declaró a The Washington Post.

Aunque el reciente estudio apunte al éxito de la recolonización de la especie en Norteamérica, en México ésta ha disminuido drásticamente. Foto: Shutterstock

El Fondo Mundial para el Medio Ambiente (WWF, por sus siglas en inglés) informó en enero pasado un incremento de 69 por ciento en la superficie ocupada por las colonias de mariposa monarca (1.13 hectáreas), pero señaló a su vez que, a pesar del aumento, este terreno sigue siendo “la segunda menor superficie ocupada por estas mariposas en los santuarios mexicanos desde 1993″.

La idea imperante con relación a la situación de las mariposas monarca es que están en peligro, y crítico. Tal preocupación causó el dato dado por Centro de Diversidad Biológica y FWS de EU que a mediados del pasado mes de abril siete organizaciones no gubernamentales (ONG) de México, EU y Canadá presentaron una solicitud ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para que se declare “en peligro” la Reserva de la Mariposa Monarca en México, considerada Patrimonio de la Humanidad por la institución.

Los activistas hicieron un llamado a la Unesco para que se realizaran “acciones urgentes necesarias para proteger una de las migraciones más espectaculares y misteriosas del mundo” y señalaron como principal amenaza el uso masivo de herbicidas en las plantas de algodoncillo, del que las mariposas monarcas precisan al realizar sus rutas migratorias.

Además del hábitat reproductivo de las monarca debido a la disminución de algodoncillo, WWF indica que otros factores que amenazan a la especie son “la deforestación y degradación forestal por la tala ilegal en los sitios de hibernación en México, y las condiciones climáticas extremas en Canadá, Estados Unidos y México”.

“México ha logrado grandes avances en la protección de la reserva de la mariposa monarca de la tala ilegal y otras amenazas, pero no podemos salvar a la migración de la monarca sin más ayuda de los Estados Unidos y Canadá”, advirtió Homero Aridjis, uno de los firmantes de la de la petición.

SINEMBARGO.MX

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *