El Observatorio Nacional Ciudadano hizo un reporte que refleja que el escenario es cada vez más complejo.

Ciudad de México.- Este año probablemente cerrará como el más violento de la historia moderna de México, pues el panorama en el combate a la violencia no mejora.

De acuerdo con información de HuffPost México, el reporte sobre delitos de alto impacto de agosto que elabora el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) refleja que el escenario es cada vez más complejo y, de mantenerse las actuales condiciones y políticas públicas sobre seguridad yjusticia, el panorama para los próximos meses del 2017 y 2018, no es favorable.

El informe refiere que la actual situación de violencia es bastante grave pues en 2017 se registrarían entre 2 mil 112 y 2 mil 570 víctimas de homicidio doloso al mes.

Lo anterior significa que, en promedio, aproximadamente se tuvo conocimiento de 2 mil 329.63 víctimas de este delito cada mes, de 76.70 cada día, de 3.20 cada hora, es decir, que cada 18 minutos y 47 segundos se reportó una víctima porhomicidio doloso en los primeros ocho meses de 2017 en el ámbito nacional.

Si ese promedio se sostiene, este año terminaría con una cifra récord de 27 mil 955.50 víctimas de este ilícito.

A nivel nacional, hace más de 15 meses se revirtió el comportamiento a la baja de homicidios dolosos: si se comparan las tasas por cada 100 mil habitantes de los primeros 8 meses de 2017, contra las del mismo periodo del año anterior, su crecimiento es del 23.55%.

Pero el panorama en robos tampoco parece mejorar.

Las tasas de 2017 muestran porcentajes de crecimiento preocupantes, comparadas con las de 2016: 36.99% en robo con violencia; 36.18% en robo a negocio; 34.68% en robo a transeúnte; 15.50% en robo de vehículo.

SIN MODELOS A SEGUIR.

Tijuana y Ciudad Juárez, en su momento, fueron presentados como “casos de éxito” sobre la baja en la incidencia delictiva, a fin de sustentar declaraciones que afirmaban que la estrategia en seguridad “ahora sí estaba funcionando”.

Sin embargo, señala el ONC, las disminuciones de incidencia de ciertos delitos violentos en esas regiones, entre los años 2010 y 2014, eran más que un mérito parcial de las autoridades federales, un reajuste de las actividades de los grupos delincuenciales.

“Lamentablemente, esta postura conlleva graves implicaciones pues tres años después de haber lanzado las campanas al vuelo, son evidentes las fallas en materia de seguridad y justicia”.

El estudio destaca que este año Tijuana se posiciona como la novena ciudad con las tasas más altas de homicidios dolosos de todo el país, la tercera con más robos de vehículos y la 16ª con 5 presentación mayor número de robos a negocio. Si se compara el periodo enero-agosto 2016 contra 2017, el homicidio doloso creció un 89.5%; la extorsión 127.9%; el robo con violencia 61.6%; el robo de vehículo 66.4%; el robo a negocio 73.1% y las violaciones 14%.

Mientras que la tasa de extorsión de Ciudad Juárez la posicionan como la octava ciudad con más carpetas de investigación entre todos los municipios del país. En la misma ciudad, de 2016 a 2017 el homicidio doloso creció un 48.1%; el homicidio culposo 32.1%; el secuestro (debido a la baja incidencia de este en 2016) 395.5%; el robo con violencia 17%; la extorsión 30.9%; el robo a casa habitación 14.5%; el robo a negocio 54% y el robo a transeúnte 5.5%.

El Observatorio concluye, como reiteradamente lo ha hecho, que para revertir las cifras es necesario el combate frontal a lacorrupción y la capacidad económica de los delincuentes; retomar la rectoría del sistema penitenciario; romper los lazos de colaboración y tolerancia entre sociedad y delincuentes y, por supuesto, incentivar el respeto de la ley.

Fuente: SIPSE.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *